¿Por qué aspirar a la monogamia, si no suele interesarles?: Arquidiócesis sobre gays

Por Alexandro Hernández

“¿Por qué aspirar a una unión monógama y de por vida, si ello no suele interesarles? ¿Qué hay detrás de esta insistencia en legalizar y promover el ‘matrimonio gay’?”, fueron un par de preguntas con las que la Arquidiócesis Primada de México atacó nuevamente la iniciativa de reforma del presidente Enrique Peña Nieto para reconocer la unión legal entre personas del mismo sexo en todo el país.

En la editorial del semanario Desde la Fe, aseguró que en países como Estados Unidos y Suiza, dónde se ha legalizado el matronimio gay, ya hay también solicitudes para legalizar uniones entre varias mujeres y hombres, entre parientes, entre adultos y niños, incluso entre humanos y animales, “¿Cuál es el límite y quién se atreve a ponerlo?”, cuestiona. 

El texto publicado este domingo concluyó con cinco puntos con las razones por las que opone a la aprobación del matrimonio gay, pues “ la Iglesia ama a los homosexuales, y quiere su bien y el de toda la sociedad”: 

1. Que la Palabra de Dios lo rechaza

2. Que no santifica ni da vida

3. Que causa daños físicos, psicológicos y espirituales

4. Que donde se ha legalizado se ha atentado contra la libertad de conciencia y de expresión

5. Que como se opone a la voluntad de Dios, pone a los involucrados en grave riesgo de perder su salvación.

Se trata de la última parte de una serie de editoriales en las que la Arquidiócesis explicó por qué se opone a la iniciativa presidencial, en la que, entre otros argumentos, aseguró que el ano del hombre no está hecho para “para recibir”.

En la editorial del 29 de mayo, dijo que aunque la Organización Mundial de la Salud quitara la homosexualidad de la lista de padecimientos psiquiátricos, esta no corresponde a una vivencia de la sexualidad ni madura ni equilibrada, “y provoca, en quienes la padecen, daños físicos, psicológicos, morales y espirituales”.

Expone que los tres peligros de la iniciativa presidencia son que se alteren la Constitución y el Código Civil, que se modifiquen los libros de texto, así como que los niños puedan “cambiar de género”, problemáticas ante las cuales pide no dejar la educación de los menores en manos de la escuela y orar.

La Arquidiócesis también ha condenado que habiendo tantos problemas en el país, como el narcotráfico, la violencia y la inseguridad, el Gobierno de la República ponga como prioridad legislar sobre “falsos derechos”.

Ha asegurado que la propuesta obedece a la presión internacional con la instrumentalización de la Organización de las Naciones Unidas y apoyados por inmensos capitales, “mismos que financian el crimen del aborto y otras atrocidades”.

En una publicación aparte este mismo domingo, dijo que los ataques que obispos, sacerdotes y laicos como Hugo Valdemar y Noberto Rivera han recibido de activistas y diversos medios de comunicación por criticar la propuesta de Peña Nieto, no los va a amedrentar. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo