Exclusión y discriminación, entre las problemáticas de los jóvenes mexicanos

Por Valentina González

Deserción escolar, falta de empleos bien remunerados y de calidad; pocas opciones recreativas y productivas; exclusión y discriminación son problemas graves que orillan a los jóvenes de cualquier oportunidad posible de superación, señaló José Manuel Romero Coello, director general del Instituto Mexicano de la Juventud.  

“Son estos desafíos los que deben tener respuestas concretas e inmediatas. Los jóvenes no quieren más discursos, sino hechos traducidos en posibilidades que abatan sus rezagos y desigualdades”, señaló Romero Coello durante la entrega del Premio Nacional de la Juventud que encabezó el presidente Enrique Peña Nieto.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Ser críticos y no contagiarse del pesimismo, pide Peña Nieto a jóvenes

El titular del Imjuve reconoció las 300 acciones del gobierno en favor de los jóvenes, pero dijo que aún hay mucho por hacer en política para la juventud. Habló de la importancia de realizar la Encuesta Nacional de Juventud que proporcione información detallada acerca de los contextos y los factores dentro de los cuales los jóvenes se desenvuelven, además, permitiría actualizar los diagnósticos y el diseño de intervenciones gubernamentales y de política pública.

Así como instaurar el Programa de Código Joven como una herramienta electrónica que fomente la alfabetización digital, un arcoíris de conectividad y acceso a servicios donde los jóvenes pueden tener vinculación a un sistema de beneficios que promueva su participación social.

“Los jóvenes que usted tiene enfrente, son quienes no se dejan confundir con leyendas de denostación, jóvenes que sienten al país que les mueve y al que mueven con su energía sincera, poderosa y productiva”, agregó Romero.

Romero señaló que los signos comunes de la juventud son el dinamismo, los deseos de superación, insatisfacción con su entorno, pero siempre con ganas de transformar.

“Los jóvenes se refugian en el individualismo y en el desencanto, aunque buscan también vincularse entre sí y con la sociedad de formas virtuosas a veces y perversas en otras. Tenemos jóvenes rebeldes e inconformes. Rebeldes, porque es el sello de esta etapa de la vida. E inconformes, pues experimentan el impulso natural de modificar las circunstancias de su tiempo”, agregó Romero Coello.

El titular del Imjuve dijo que la entrega del Premio Nacional de la Juventud 2016 que se realizó este viernes, tiene para los jóvenes mexicanos un carácter histórico, pues es la primera ocasión, en este gobierno, que se realiza en la Residencia Oficial de los Pinos y con la presencia del presidente.

“Se realiza aquí porque peña entiende que servir a la juventud es un mandato mayor y complejo”, dijo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo