Vecinos de Tláhuac amagan con crear primer grupo de autodefensas de la CDMX

Lo anterior por el incremento de la delincuencia de la zona y la falta de acciones por parte de las autoridades

Por El Big Data MX

El incremento de asaltos e incluso la aparición de “casas de seguridad”, así como la falta de respuesta de autoridades locales y federales, detonó que pobladores de la delegación Tláhuac amaguen con crear el primer grupo de autodefensas de la Ciudad de México.

El intento de robo hace unas semanas en un microbús que dejó ocho personas heridas y un muerto fue la gota que derramó el vaso con agua, ya que ocasionó que grupos vecinales pretendan tomar la seguridad pública con sus propias manos.

Colonos principalmente de los pueblos de Santiago Zapotitlán, San Pedro Tláhuac, Santa Catarina Yecahuizotl y San Andrés Mixquic afinan los detalles para crear −en este año− distintas organizaciones que se encarguen de frenar los asaltos y violencias en la zona.    

“Hay un hartazgo social generalizado, por todos lados sabemos de robos, asaltos en la micros, violaciones, secuestros y la aparición de casas de seguridad, que tienen angustiados a los pobladores”, refiere Alberto Almaraz, vecino del poblado de San Andrés Mixquic.

Por ello, una vez conformados los grupos el protocolo de actuación en esencia sería el mismo de los grupos armados de Michoacán: portación de armas, facultad para realizar detenciones de personas sospechosas, rondines de grupos de cinco a diez personas en las zonas de mayor conflicto y guardias de seguridad por las noches.

El brazo armado comunal se constataría de seis organizaciones vecinales distribuidas en la demarcación, que de acuerdo con los colonos, tendría como principal objetivo evitar asaltos y robos en rutas de transporte público.

San Pedro Tláhuac, el foco rojo

Durante el primer semestre de este año la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) capitalina detectó recientemente por lo menos dos casas de seguridad a unas calles del edificio delegacional, donde mantenían a personas privadas de su libertad, situación, de acuerdo con los organizadores de las asambleas vecinales, se ha replicado en varias colonias.

Los seis comités organizadores afirmaron a esta casa editorial que los inmuebles que se utilizan para este fin han ido en aumento no sólo en este año, sino desde la administración pasada, siendo los dueños de los motos taxis el sector más golpeado por el incremento de este tipo de violencia.

Esto a pesar de los operativos que ha desplegado la SSP en las zonas limítrofes de la capital del país para combatir delitos de alto impacto.

El ejemplo, explica uno de los líderes de los comités vecinales, quien pidió ocultar su identidad, es el operativo Escudo Centro de la Ciudad de México que implementó la gestión de Miguel Ángel Mancera en enero de 2014.  

Y es que lejos de reducir la incidencia delictiva en la demarcación, dejó como consecuencia un efecto colateral: el crimen organizado y la proliferación de las casas de seguridad, pues lo único que ocasionó fue un efecto cucaracha hacía el sur de la ciudad y el Estado de México, denunció.

Situación que generó que en las últimas semanas residentes de los poblados de San Andrés Mixquic, San Pedro Tláhuac y Santiago Zapotitlán hayan colgado de nueva cuenta mantas con la leyenda “Ni un asalto más”.  

“La colindancia con los municipios de Valle de Chalco y Chalco siempre nos ha perjudicado; es de ahí donde vienen las personas a delinquir en esta zona”, denunció, Andrés Zavala de la organización civil  Salvemos Tláhuac.

 Aquí puedes leer la nota completa 

Loading...
Revisa el siguiente artículo