Burkina causa polémica por veto en Francia y España

La polémica parte de la prohibición del uso de el traje de baño islámico, bajo el marco de los atentados fundamentalistas islámicos en países europeos

Por Notimex
¡Dramático rescate! Joven salva a mujer y a perro de morir ahogados al interior de un auto

La vestimenta tradicional de las mujeres islámicas ha vuelto a generar polémica en países europeos, aunque ahora en su versión para la playa y la alberca: se trata de la llamada burkina.

Ese nombre combina las palabras burka y bikini. El primero puede equiparse en cuanto a su diseño al hábito que visten las religiosas católicas, mientras el segundo es el traje de baño de dos piezas lanzado al mundo en 1946.

Junto a la burka las mujeres islámicas pueden usar el hijab, un velo que cubre el cabello, o el niqab que abarca por completo la cabeza y solo deja al descubierto los ojos.

Varias son las explicaciones sobre el origen de estas prendas, pero coinciden en que existen desde antes del Islam y se encuentran en las tradiciones judía y cristiana.

Empero, se acepta que su uso generalizado comenzó tras la orden del rey afgano Habibulla, que gobernó en las dos primeras décadas del siglo XX, de que la usaran las mujeres de su harén para evitar la envidia de los hombres.

Ahora, un siglo después, esa vestimenta ha generado una nueva polémica en Francia y España, luego de que varias localidades del sur del primer país prohibieron su uso.

La prohibición se da en el marco de la tensión en Francia y el resto de Europa por los varios atentados de fundamentalistas islámicos, como el del 14 de julio en Niza, donde un camión atropelló a decenas de paseantes y dejó 84 muertos en las celebraciones de la fiesta nacional francesa.

Para el primer ministro francés Manuel Valls la burkina es una visión arcaica y hasta mortal del Islam, y en todo caso incompatible con los valores de Francia, de acuerdo al diario La Provence.

El conflicto arreció a principios de esta temporada veraniega en las playas francesas. En Cannes, sede del famoso festival cinematográfico, la prohibición se basó en que manifiesta una pertenencia religiosa.

La prenda no respeta las buenas costumbres, la laicidad, las reglas de higiene y las de seguridad, explicó la alcaldía de Cannes en la ordenanza de prohibición.

Los problemas no se han limitado a Francia. En la vecina España, en particular en Cataluña, también ha sido vetado la burkina aunque por razones de seguridad en toboganes acuáticos, aunque se permite en las albercas.

La discusiòn cruzó el Mediterráneo y llegó también a Marruecos, donde tampoco es bien visto su uso en muchos centros recreativos de playa, los que aplican la medida en sus instalaciones pero sin un veto ni respaldo gubernamental, al menos público.

A su vez Alemania ya anunció que analiza la prohibición de la burka, lo que despertó otra polémica pues se ha acusado a sus impulsores, la gobernante Unión Cristiano Demócrata (UCD) de fomentar la islamofobia.

Y desde luego, no debe de olvidarse la versión “olímpica” de la burka y la burkina, que fue usada por Doaa Elghobashy, del equipo de volibol de playa de Egipto en su partido contra Alemania.

Su compañera Nada Muawad jugó pero sin el hijab, el velo para cubrir el cabello. Al final las alemanas, que jugaron en bikini, ganaron el encuentro por dos sets a cero.

TE RECOMENDAMOS: 

Así luce el puente de vidrio más largo y alto del mundo

Loading...
Revisa el siguiente artículo