La columna de Yazmín Alessandrini: dime qué posición te gusta y te diré quien eres

Por Yazmín Alessandrini

La sexualidad humana, cuyos orígenes se remontan prácticamente a los primeros pobladores de este planeta, o sea a Adán y Eva, nos distingue como los únicos animales capaces de utilizar ésta más allá de fines reproductivos. Y es por esta misma condición que hombres y mujeres por igual, en el pleno ejercicio de ésta, van reforzando sus vínculos afectivos hasta establecer un entorno en el que tanto el deseo como el placer se fusionan a grado tal que se convierte en un poderoso factor que incluso determina la salud psicoemocional del individuo.

Por lo tanto, es de particular relevancia que hombres y mujeres, al momento de tener relaciones sexuales, logren establecer en su dinámica sexual conjunta cuáles son sus gustos y preferencias en la intimidad, porque es a través de éstas que logran dejar plasmada su propia personalidad y también permiten que se asomen todas sus concepciones, inhibiciones, libertades, apertura y/o cerrazón con respecto al sexo, como si se tratara de un “Kamasutra” personalizado para cada uno de nosotros.

 – Así que si lo tuyo es la posición Del Misionero, indudablemente es porque eres una persona que le gusta “ir a la segura” en todo, pero al mismo tiempo también estás apegad@ a las estructuras tradicionalistas y muy “a la antigüita”.

 – Aquellos a quienes les gusta la posición De Perrito es porque tienden a sentir un poco (pero sólo un poco, no es cuestión de alarmarnos) hacia las mujeres; además de que también puede ser una especie de apertura para explorar su lado salvaje.

 – Cuando te gusta que tu pareja esté arriba, o sea sobre ti, lo que conocemos como la postura De Vaquera, es porque no tienes ningún problema de que alguien más sea quien tome la iniciativa siempre y cuando ambos aspiren al mismo objetivo, que en este caso es el orgasmo. 

 – Si a ti te gusta la postura De Cucharita, ¡cuidado! Puede ser que estés pasando por un periodo de depresión y/o que tu autoestima no se encuentre en el mejor de los niveles; pero al mismo tiempo representa que tu pareja es la única persona en la que confías en este mundo.

 – Cuando eres adept@ a hacer el amor de pie seguramente es porque percibes a tu pareja como a un igual, tanto que constantemente estás en competencia con él/ella, quien tiene el mejor trabajo, el mejor auto, el mejor salario, quien cuenta con mejor condición física para llegar al orgasmo…

 – Tener sexo frente al espejo, sea la posición que sea, pero siempre muy pendiente del reflejo, denota que se trata de una persona que maneja un nivel muy alto de narcisismo; pero al mismo tiempo puede significar que eres alguien que considera que todo el tiempo estás siendo observad@: por tu pareja, por tu familia, por tus amigos, en tu trabajo, etcétera.

 – Cuando tu favorita es la De piernas arriba, con las extremidades de tu pareja apoyadas en tus hombros, es porque en mente y en espíritu te sientes totalmente conectado con esa persona, pero también con tu propia realidad. En esta postura cuenta tanto “dar” como “recibir”, por lo que manejas cotidianamente el concepto de la reciprocidad, en todo sentido.

– Aquellos que son fans del 69, no es necesario que se diga gran cosa sobre ellos, sólo que se trata de personas extrovertidas, dispuestas prácticamente a todo y que en su vida cotidiana no tienen ningún tipo de frontera. No censuran ni se autocensuran.

 Como pueden ver, éstas son tan sólo unas cuantas posturas que integran el extenso catálogo sexual de todos los que a diario aspiramos a vivir una sexualidad más libre, más plena e incluso más divertida.

 Y no olviden que todos los sábados los espero en punto de las 23:00 horas en su programa “Exclusivo Para Hombres”, que se transmite por Telefórmula (121 de Cablevisión y 121 de Sky).

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo