Policías federales declaran en el Senado por el caso Nochixtlán

La senadora Mariana Gómez del CAMPO criticó que la PGR aun no haya hecho las investigaciones en la zona del conflicto

Por Ignacio Gómez


Un grupo de nueve de los 96 policías que fueron heridos durante los hechos registrados el pasado 19 de junio en Nochixtlán, Oaxaca, dieron su versión ante el Senado de la República sobre el presunto enfrentamiento que tuvieron con manifestantes. 

Los elementos federales se presentaron para comparecer de manera pública; sin embargo, prefirieron ocultar sus rostros ante los medios de comunicación colocándose de espaldas a las cámaras durante toda la reunión.

Los oficiales heridos fueron acompañados por el director de asuntos jurídicos de la Policía Federal, David Baeza, quien únicamente pidió que no se publicara ninguno de los nombres de los mandos que dieron las órdenes en el operativo para no entorpecer la investigación.

Durante la comparecencia, un policía que usó el seudónimo de “Ángel” explicó que ellos llegaron a Nochixtlán alrededor de las 7:00 horas con la orden de liberar el paso de la autopista México-Oaxaca que era bloqueada por manifestantes.

Una hora después, según lo que dijo el elemento, se cumplió con esta orden, y cerca de las 9:00 horas se escuchó el repique de las campanas de la iglesia —presuntamente como una especie de alerta al pueblo— y entre las 10 y 11:00 horas los civiles habrían iniciado los disparos contra los policías.

“Luisa”, otro de los elementos que estuvo presente, aseguró que los policías estatales estaban armados, por lo que repelieron la agresión. Además, dijo, hubo tensión entre ambos bandos debido a que los estatales no permitían que fueran grabados.

Incluso reconoció que vio cuando la policía estatal detuvo a unas personas en un panteón donde se llevaba a cabo un funeral, fuera de la zona en donde era el conflicto. 

A su vez, “Eduardo” aseguró que la instrucción que tenían no era dañar a la población civil; no obstante, señala que ellos fueron recibidos con palos, piedras, machetes y cohetones. 

“Nos incendiaban. Ellos sí venían con el afán de dañarnos. Se les salió de las manos a los líderes”, aseguró el policía federal. 

Otros de los elementos, como “José” y “Juan”, narraron cómo la población aparentemente les impidieron salir de la zona del conflicto y los hirieron con distintos tipos de armas como piedras y machetes, amenazándolos de muerte, según la versión de los policías.

Al ser cuestionado por el senador Fidel Demédicis (PRD), “Eduardo” reveló que se les pidió a algunos elementos llevar su “equipo táctico”. En su caso, se trataba de una pistola de calibre 9 milímetros que accionó como protección a las agresiones de civiles. 

Al concluir la comparecencia, la senadora Mariana Gómez del Campo (PAN) dijo que todavía falta entrevistar a las víctimas civiles de Nochixtlán antes de presentar el informe sobre el caso, que deberá estar listo a más tardar el próximo 31 de agosto. 

“(Para entrevistarlos se requiere) que podamos entrar a Nochixtlán, sabemos que están reteniendo a la gente. No es que tengamos miedo, lo que queremos es hablar con la gente ese es el objetivo”, explicó Gómez del Campo en entrevista para medios.

Hasta el momento, la Comisión Especial de seguimiento a los hechos ocurridos en Nochixtlán ha citado a comparecer a funcionarios de la Procuraduría General de la República (PGR), de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) y de la Secretaría de Gobernación (Segob).

TE RECOMENDAMOS

Nuño pide más tiempo antes de cambiar la reforma educativa

LO MÁS VISTO EN VIDEO

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo