Papás de niños que perdieron sus clases critican paro de la CNTE

Especialistas reprobaron que las autoridades no pudieran garantizar un adecuado regreso a clases ante las amenazas de los maestros disidentes de cerrar las escuelas en el regreso a clases

Por Ignacio Gómez
Las carreras que no debes estudiar si no quieres ser desempleado

Para Iván Castañeda, un padre de familia que vive en la Ciudad de México, no es justo que se le impida el acceso a la escuela a los niños que desean regresar a clases; según considera, esta actitud solamente les quita la motivación de acudir a estos centros para continuar con su educación.

“Llegamos a la escuela y había un grupo de padres que no dejaron entrar a los estudiantes. Mi pequeño entra a primer grado. Iba emocionado por ser su primer día, le dije que no tendría clases y muy triste agachó la cabeza”, narra Iván sobre lo sucedido este lunes 22 de agosto.

Tan sólo en la capital del país, de acuerdo con datos de la SEP, fueron cerradas 11 escuelas en apoyo al paro de labores que fue iniciado por maestros y personas afines a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), afectando a cerca de 5 mil menores.

En el resto del país también se presentaron algunas escuelas cerradas; sin embargo, fue en Oaxaca y Chiapas en donde el inicio de clases se vio más afectado, pues menos de la mitad de estos centros educativos comenzaron el ciclo escolar de manera normal.

En otros estados como Guerrero y Michoacán, donde también persistía la amenaza de la CNTE para impedir la apertura de escuelas, se registró sólo la clausura de 1 y 3%, respectivamente, por lo que la SEP advirtió que todos los maestros que no asistieron serían descontados por sus faltas.

Según difundió la Coordinadora en un comunicado, el regreso a clases se impidió debido a la falta de diálogo y acuerdos con las autoridades federales, ya que consideran que la reforma educativa debiera derogarse o suspenderse definitivamente hasta contar con otro instrumento para regular la educación.

No obstante, algunos padres como Gerardo Amaya —quien vive en el estado de Oaxaca— consideran que el cierre de los planteles educativos son sólo “un capricho” por parte de líderes de las diversas secciones de la CNTE y lamenta que por esta situación su hijo no haya podido regresar a clases.

“En el jardín de niños que está en mi barrio, que se llama Gabriela Mistral, sí hay clases. Ahí va mi hija. Creo que así deberían ser de cumplidos los de primaria. Los de la sección 22 (con sede en Oaxaca) sólo esperan que la reforma sea como ellos quieren”, comenta Gerardo.

Algo similar sucedió con Guillermo Vázquez, quien al llegar con su hijo a las instalaciones de la Escuela Secundaria Técnica de Simojovel de Allende, en Chiapas, fue recibido con las puertas cerradas e incluso acusó que el director les dijo que si abría la escuela corría “el riesgo de su persona”.

El especialista en temas educativos, Alberto Serdán Rosales, señala que ante esta situación es urgente que el gobierno explique y convenza a los maestros que sí ejercen en un salón de clases las características de la reforma educativa para limitar las dudas y desinformación sobre el tema.

“Hay una necesidad de revisar la implementación de la reforma educativa. Han existido serias deficiencias en muchos tramos que van desde el diseño de los exámenes de evaluación hasta su aplicación, que pasa por una ausencia de diálogos con los maestros, no con las cúpulas sindicales, con ellos se sientan bastante seguido”, asegura el maestro en políticas sociales y administración.

A su vez, el codirector de participación de la asociación Mexicanos Primero, Alejandro Ordoñez González, comenta que es responsabilidad de la Secretaría de Gobernación (Segob) responder por qué no logró garantizar que todas las escuelas abrieran con normalidad durante el regreso a clases y pudiera resolver el conflicto magisterial de manera oportuna y transparente.

“Estamos muy consternados porque haya una sola escuela, un solo niño al que se le deje sin clases por motivos políticos. Es una de las principales preocupaciones que tenemos al día de hoy, el que haya una gran cantidad de escuelas, si bien no fueron en su totalidad cerradas, sí llama la atención que en Oaxaca y Chiapas 47 y 42%, respectivamente, fueron las cifras de las que no abrieron”, sostiene Ordoñez.

TE RECOMENDAMOS:

Conflicto de la CNTE sólo se resolverá con más reformas: expertos

VIDEO DESTACADO:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo