Después de 40 años, "Taxi Driver" regresa a la pantalla grande

Por Publimetro

Cuatro décadas han pasado del estreno de la cinta considerada un clásico del cine contemporáneo. Corría el año de 1976 cuando en Estados Unidos se estrenó TAXI DRIVER,  una de las obras maestras de director de cine Martín Scorsese, donde Robert De Niro demostró una perturbadora actuación aunado al momento sombrío que se vivía en los años 70 después del remolino político ocasionado por el escándalo de Watergate; todos estos elementos hicieron que Paul Schrader, guionista, se coronara con este magnífico material, con uno de los más grandes guionistas, cabe señalar que el escritor finalizó el texto en tan sólo diez días y como fuente de inspiración uso La náusea, de Jean-Paul Sartre.

Esta pieza icónica de la cinematografía mundial llegará nuevamente a las pantallas mexicanas gracias a Contenido Alternativo Cinépolis del 2 al 8 de septiembre y ya se pueden adquirir las entradas desde cinepolis.com en la sección de contenidos alternativos.

“Taxi Driver” se exhibirá en  58 pantallas de diferentes ciudades, como: Acapulco, Aguascalientes, Campeche, Cancún, Cd. Juárez, Celaya, Chihuahua, Cuernavaca, Ciudad de México, área Metropolitana, Guadalajara, Hermosillo, Irapuato, La Paz, León, Matamoros, Mazatlán, Mérida, Mexicali, Monterrey, Morelia, Oaxaca, Pachuca, Puebla, Puerto Vallarta, Querétaro, Reynosa, Saltillo, San Luis Potosí, Tampico, Tijuana, Toluca, Veracruz, Villahermosa, Xalapa y Zacatecas.

Taxi Driver, nos relata que para sobrellevar el insomnio crónico que sufre desde su regreso de Vietnam, Travis Bickle (Robert De Niro) trabaja como taxista nocturno en Nueva York. Es un hombre insociable que apenas tiene contacto con los demás, se pasa los días en el cine y vive prendado de Betsy (Cybill Shepherd), una atractiva rubia que trabaja como voluntaria en una campaña política. Pero lo que realmente obsesiona a Travis es comprobar cómo la violencia, la sordidez y la desolación dominan la ciudad. Y un día decide pasar a la acción.

Robert De Niro, para prepararse para interpretar a  Travis en “Taxi Driver”, se pasaba hasta 15 horas manejando en un taxi, en aquella época a pesar de haber ganado un Oscar, De Niro no era popular así que conducía con relativa tranquilidad por las calles de Nueva York, otra cosa que hizo De Niro fue copiar el acento del medio oeste de varios militares americanos que conoció, así que  grabo estas conversaciones y las fue escuchando repetidamente para poder dar con el tono de voz adecuado de su personaje. Otro de los grandes logros clave de la película es el pelo Mohawk de Travis. No fue escogido por casualidad, ya que era un estilo tristemente popular entre quienes tenían la desgracia de haber conocido la metralla de Vietnam. 

Otro personaje icónico y controversial es el de Iris, interpretado por Jodie Foster, en aquel momento Foster contaba con sólo 12 años cuando interpretó una prostituta pre-adolescente, su madre Brandy Foster consintió que su hija hiciera el papel porque era una oportunidad única y para que pudiera trabajar en este papel Jodie estuvo acompañada todo el tiempo por una trabajadora social y una terapeuta para que cada día al acabar las jornadas laborales, platicaban con Foster para ver si podía soportar la carga emocional y violeta implícita en el desarrollo de su personaje. Además su hermana de Jodie, Connie Foster de 19 años, hizo de su doble de luces y de cuerpo en las escenas más controvertidas de la cinta

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo