Futbolistas mexicanos que no se consolidaron en el extranjero

Por César Martínez

Alan Pulido regresa al futbol mexicano después de no lograr consolidarse en el balompié europeo, específicamente con el Olympiacos de Grecia. El ahora atacante de Chivas no es el primer futbolista nacional que no logra consolidar su sueño de jugar en el ‘Viejo Continente’ por mucho tiempo.

Aquí recordamos otros casos sonados:

Francisco Fonseca

Sin ser un prodigio se erigió como uno de los delanteros más contundentes. Debutó en la primera divisón con La Piedad y en 2002 fichó con los Pumas, equipo en el que se proclamó bicampeón. En 2005 pasó al Cruz Azul y ahí continuó con su racha goleadora. Con el Tri participó en la Copa Confederaciones de 2005 y en el Mundial de 2006. Ese mismo año fue contratado por el Benfica de Portugal por cuatro años pero nada más duró una campaña. Regresó a México con los Tigres.

Luis Hernández

Se convirtió en uno de los delanteros mexicanos más temibles por lo hecho en el Necaxa y con la Selección Mexicana durante el la Copa América de 1997. En ese mismo año fue fichado por el Boca Juniors, pero recibió pocas oportunidades. Sólo disputó cuatro partidos de Liga y para 1998 regresó con los rayos.

Alberto García Aspe

Fue uno de los mejores centrocampistas que ha dado el balompié nacional. Surgió de los Pumas y luego formó parte de ese gran Necaxa de los años noventa. En 1995 se fue a River Plate, tras sus participaciones en la Copa América de 1993 y el Mundial de 1994. Con los Millonarios recibió escasas oportunidades al agrado de que únicamente participó en cinco juegos, por lo que regresó a México con el Necaxa.

Efraín Juárez

Intentó en dos ocasiones jugar en Europa y no pudo. Tras el título Mundial Sub-17 de 2005 probó suerte con el Barcelona, en sus fuerzas inferiores, pero no funcionó por lo que regresó a los Pumas, club con el que debutó profesionalmente en 2008. Dos años después el Celtic se fijó en él; sin embargo, no logró cumplir con las expectativas. En 2011 Javier Aguirre le abrió las puertas en el Zaragoza pero tampoco se consolidó y en 2012 el Celtic lo recuperó sólo para venderlo al América.

Pablo Barrera

Surgido de los Pumas, se convirtió en una de las grandes promesas del medio campo mexicano. Fue campeón con los universitarios en el Clausura 2009 y después del Mundial de 2010 fichó con el West Ham, club con el que no rindió. Un año después llegó al Zaragoza y tampoco logró destacar por lo que en 2012 el Cruz Azul lo repatrió.

Omar Bravo

Es el máximo goleador de las Chivas, club con el que debutó en 2001 y con el que se proclamó campeón. En 2008 logró dar el salto al futbol europeo, con el Deportivo La Coruña. El mochiteco no tuvo una buena experiencia en la Liga española ya que sólo disputó nueve partidos por lo que en 2008 regresó a la Liga MX con los Tigres.

Carlos Ochoa y Manuel Vidrio

Carlos fue delantero que pasó por múltiples equipos de la Liga MX e incluso por el futbol español. En el 2002 Javier Aguirre se lo llevó al Osasuna con el que únicamente participó en tres juegos. Vidrio llegó junto al atacante al club de Pamplona y tuvo la misma suerte de regresar a México a media temporada.

Francisco Palencia

El ahora entrenador de Pumas fue otro gran atacante del futbol mexicano que tuvo sus mejores momentos con el Cruz Azul, al que llevó a la final de la Copa Libertadores de 2001. Ese mismo año fue fichado por el Espanyol de Barcelona con el que jugó 35 partidos y consiguió seis tanto, pero tras un año y por diferencias con el cuerpo técnico regresó a México con la Máquina.

Dictan auto de formal prisión al ‘Hobbit’ Bermúdez

“Si no gano un título yo me voy”: Ignacio Ambriz

Francés Andy Delort llegó a Monterrey para incorporarse a Tigres

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo