Reunión entre Trump y EPN antidiplomática pero necesaria

Especialistas coinciden que fue necesaria la visita del candidato republicano para tratar temas binacionales

Por:

La visita del candidato presidencial republicano, Donald Trump a México fue antidiplomática pero necesaria, expusieron politólogos y especialistas consultados por Publimetro.

Esto porque el pasado 31 de agosto se reunieron el presidente Enrique Peña Nieto y Donald Trump, personaje que durante su campaña a la presidencia de Estados Unidos ha manifestado su intención de construir un muro en la frontera entre los dos países y deportar a los inmigrantes indocumentados.

Laura Carlsen, directora del Programa de Las Americas del Centro para la Política Internacional expuso que la visita del candidato a la presidencia de Estados Unidos fue un error diplomático.

“Un presidente debería respetar los protocolos y su propio estatus como presidente para entrar en diálogo con personas de su mismo nivel. Empiezas construir relaciones con el nuevo presidente o presidenta en el  momento en el que asumen el poder; esa es la diplomacia”.

Comentó también que el presidente mexicano no debió intervenir en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

En tanto, Bernardino Esparza, especialista en Política de la Universidad La Salle, consideró que la visita del candidato republicano era necesaria.

“Hay que tomar en consideración el ámbito de las relaciones diplomáticas, y como lo dijo en su momento el presidente de la República, creo que era necesario el acercamiento por una razón: fijar la postura del Estado Mexicano contra toda la crítica que ha hecho y sigue haciendo Donald Trump hacia los migrantes”.

Incluso la abogada internacionalista Iliana Rodríguez Santibañez, planteó que la presencia de Trump puede ser beneficiosa para el país en caso de que el candidato republicano gane las elecciones de noviembre.

“Abre la oportunidad de que se amplíen los temas de su política anti-inmigrante, planteando que en la frontera no sólo entran y salen migrantes, sino que también entran hacia el sur-hacia nuestro país-, miles de dólares en efectivo, armas y también drogas”.

La también directora del departamento de Derecho y Relaciones Internacionales del Tec de Monterrey, comentó que el discurso de Trump se flexibilizó en el tema de brindar continuidad del Tratado de Libre Comercio de América de Norte (TLC), ya que se había pronunciado por la cancelación definitiva.

Sin embargo, precisó que luego de la reunión con Peña Nieto, Trump continúo con su discurso racista y aseguró en un acto electoral en Arizona que México pagará el muro antimigrante que pretende construir en caso de resultar electo.

Los especialistas consultados coincideron en que no existe precedente alguno sobre la invitación del mandatario mexicano a un candidato a la presidencia de EUA, ya que los lazos diplomáticos se tienden una vez que se definen las elecciones.

El politólogo Gerson Hernández, identificó al menos dos errores en materia de protocolo diplomático de comunicación política: el primero el momento en el cual se les ubicó en la misma posición, lo que comunica que son iguales, sin serlo.

El segundo, es que en este tipo de eventos internacionales, el último orador es el representante del país sede; no obstante, en la reunión del pasado miércoles Donald Trump fue el último en hablar.

Por lo que esta visita será recordada por el trato de presidente que se le dio al todavía candidato.

“El presidente Peña hubiera iniciado su participación solicitándole una disculpa pública a nombre de todos los mexicanos”, agregó.

Y es que para Hernández se perdió la oportunidad para que el Estado mexicano fijara una postura firme y contundente ante las expresiones de Donald Trump.

Aunado, dijo, a que no se han dado detalles de la conversación que realizaron en privado.

Racismo, discurso que atrae votantes

Consultados sobre por qué el discurso antimexicano ha generado simpatía en una parte del electorado de Estados Unidos, los especialistas señalan que se debe a dos razones: a la ignorancia y al populismo.

“El que no es migrante tiene la idea de que los migrantes son malos, que no aportan nada a la economía, pero también cree eso por ignorancia ya que desconocen lo que son los Derechos Humanos”, puntualizó Bernardino Esparza, especialista en Política .

La maestra en Estudios Latinoamericanos Laura Carlsen, por su parte, señala que México se convirtió en el chivo expiatorio para temas que preocupan a la población estadounidense ya que se les señala como los culpables del estancamiento económico el desempleo y la violencia.

“Es más fácil manipular y decir que es una amenaza externa y todo eso se dirige a México en el planteamiento de Trump, por ello se ha vuelto el centro de los temas”.

En contraparte, Carlsen señala que los demócratas se han quedado cortos en la defensa de los migrantes y en resaltar la importancia de la relación bilateral.

“Tienen miedo (los demócratas) de ir más allá en la defensa de los derechos de los migrantes. No he visto declaraciones suficientemente fuertes en contra del muro, por ejemplo”.

La visita

El presidente Enrique Peña Nieto anunció a través de su cuenta de twitter que se reuniría con Trump.

“Invité a México a los candidatos a la Presidencia de EEUU, para conversar sobre la relación bilateral. Mañana recibo a Donald Trump”, tuiteó.

Por ese mismo medio, el candidato estadounidense agradeció el encuentro.

“¡Maravilloso liderazgo y gente de alta calidad! Ya estoy a la espera de nuestra siguiente reunión”, escribió Trump.

Loading...
Revisa el siguiente artículo