Nicolás Alvarado se disculpa por críticas a Juan Gabriel

Por: Metro

TE RECOMENDAMOS DE PUBLIMETROTV var VideoTV=”oT2R5SBeHk/country/”+nombre_pais(return_pais())+”/section/entretencion/device/Desktop/type/embed/autostart/true/volume/0″;

Nicolás Alvarado, ahora ex director de TV UNAM, reconoció el error de publicar una columna en Milenio donde realizó una serie de críticas a Juan Gabriel tras su muerte, pues aunque aseguró que fue en tono “irónico” y “juguetón”, “el horno no estaba para bollos”. 

En entrevista para Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula pidió disculpas y aceptó que el texto se publicó en un momento poco oportuno, pues el pueblo aun lloraba la muerte del Divo de Juárez.

El pasado primero de septiembre presentó su renuncia como director general de TV UNAM, la cual fue aceptada por el rector de la Máxima Casa de Estudios, Enrique Graue.

“El rector de la UNAM, Enrique Graue, recibió y aceptó hoy la renuncia de Nicolás Alvarado Vale como director de la TV UNAM, cargo que venía desempeñando desde el inicio del rectorado”, indicó la institución educativa en un comunicado.

Hace unos días, mientras el mundo reaccionaba a la muerte del “Divo de Juárez”, Juan Gabriel, Alvarado  menospreció el talento del cantautor en su columna del periódico Milenio. 

“Soy uno de los poquísimos mexicanos que no asumen a Juan Gabriel como un ídolo y sé también que el valor icónico que lo hace tal, equiparable al de la Virgen de Guadalupe pero también al de Octavio Paz (no por lo que hizo sino por lo que representa en el imaginario nacional), le otorga derecho a ser materia de análisis e incluso de homenaje en todos los espacios, incluso en uno administrado por la Universidad Nacional”, versa el texto.

En el escrito, Nicolás también calificó a Juan Gabriel como “uno de los letristas más torpes y chambones de la historia de la música popular”.

“Creo que a estas alturas no necesito acreditar el respeto que me inspiran ciertos productos de la televisión comercial ni mi afinidad por la cultura gay. Mi rechazo al trabajo de Juan Gabriel es, pues, clasista: me irritan sus lentejuelas no por jotas sino por nacas, su histeria no por melodramática sino por elemental, su sintaxis no por poco literaria sino por iletrada”, finaliza.

 
Loading...
Revisa el siguiente artículo