Instrucciones para respirar

Por: Metro

 

Paso 1. Cuestione .

Tengo información para respaldar la sospecha de que la vida no es precisamente un dulce. Lo puede decir un exsecretario de Hacienda o un bolero. Es un misterio y nos podemos debatir toda esta edición en torno de por qué no hay un ser en este planeta que no tenga problemas. Probablemente por eso no vale la pena debatirse en el por qué, sino vale más hermanarse y de manera antagónica ubicar el para qué. Ya con eso, tome su bocanada de oxígeno.

 

Paso 2. Deshoje su tranquilidad.

Si usted ha observado un par de horas su respiración de manera ininterrumpida, nada podrá aburrirlo. Por culpa de todo aquello que no es la atención en la respiración es que surgen sus problemas favoritos. Pero llevamos 21 siglos después de una era y nos mantenemos firmes en aferrarnos a lo que no hay cómo aferrarse. Y mientras eso pasa, lo único que persiste es el desasosiego y su presión arterial por los cielos o los suelos.

 

Paso 3. Audite qué pasa a diario.

Se dice que si el toro es toro, y no buey, sale con casta. Y el origen de esa casta sólo lo puede aportar el establecimiento de una motivación concreta. Antes respiraba, ahora se dará cuenta de que está respirando con presencia plena, y eso marcará toda la diferencia. Cuando voltea a ver su respiración puede entenderse lo fácil y útil que esto es, incluso sin una aplicación ni un reloj que le indiquen cómo hacerlo. Pero a lo que apunta este ejercicio y la validez del mismo, es voltear a ver las tendencias y hábitos que solidifica diariamente, incluso sin darse cuenta de ello.

 

Paso 4. Pierda lo que quiera, menos su mente.

Hay ciertos aspectos de la realidad para los cuales nuestra opinión es irrelevante y uno de ellos es el paso del tiempo. ¿Qué ha hecho con lo que lleva de vida? ¿A qué se ha dedicado reiteradamente y por lo mismo, cuáles han sido sus logros? Uno acumula lo que persigue ciegamente sin siquiera cuestionar la motivación primaria del deseo. Por ello, si encuentra que ha acumulado oropel, no tiene más que liberarse del pasado para lo cual sólo requerirá la actitud del presente.

 

Paso 5. Dese un presente.

Evite ser consumido por las ilusiones de sus proyecciones. Por ejemplo, ¿tan sólo experimenta los obstáculos como obstáculos? ¿Qué es lo que está perfeccionando en este momento? ¿Y está bien con eso? Respire.  

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo