Venezolanos se organizan para compartir un plato de sopa

Por:

Con un gran “sancocho”, venezolanos de Caracas se unieron con un solo objetivo: dar de comer a las decenas de familias que desde hace semanas no prueban bocado.

En primer lugar, vale recordar la grave crisis económica, política y social que atraviesa Venezuela.

Por esta razón,  este fin de semana varios partidos opositores a Nicolás Maduro y su régimen organizaron esta acción.

Del mismo modo que se organizan protestas, ahora vecinos se unieron para dar de comer a los más pobres.

Todo pasó en el barrio La Unión, ubicado en Petare, uno de los sectores más populares de Caracas.

El “sancocho” no es otra cosa más que una sopa cocinada con diferentes tipos de verduras y carnes.

A pesar de la pobreza económica, los vecinos se unieron para dar lo poco que tenían.

Entonces, algunos aportaron verduras, otros su fuerza de trabajo, para regalar de comer a unos 300 vecinos.

Al final, fueron más las personas que acudieron por un plato de alimento.

“Lo que ha hecho este gobierno es unir más a los venezolanos. En vez de separarnos, nos unió más”, comentó José Palacios, concejal de Petare. Él se encargó de reunir los ingredientes, sazonar la sopa y repartirla entre los ciudadanos.

“Ahora no hay clase alta, no hay clase media. No hay pobres. Ahorita todos estamos muriéndonos de hambre”, comentó el hombre ante medios de comunicación locales.

 

Un panorama negro para Venezuela

Pero esto no es todo. De acuerdo al Banco Central de Venezuela de la semana pasada, la inflación en el país es de 331.9%. Diversas estimaciones calculan que para final de año será de mil por ciento.

Por ejemplo, si un café costaba un dólar el 1 de enero de 2016, hoy vale 331 dólares con 90 centavos.

Porque la inflación es el porcentaje que aumenta anualmente el valor de un producto o servicio para las personas.

Por consiguiente, mientras más alta sea la inflación, menos poder adquisitivo tendrán los ciudadanos, siempre y cuando el sueldo no aumente.

En conclusión, esto es algo que repercute directamente en los bolsillos venezolanos.

“La situación está muy crítica. Prácticamente todo el mundo gana el mínimo y la mayoría hace una sola comida al día, si es que consiguen”, comentó Zaida Guzmán, vecina del lugar, al periódico “Diario Las Américas“.

 

“En vez de separarnos, unió más a los venezolanos”, comentó uno de los ciudadanos del país sudamericano en el acto donde algunas personas probaron bocado por primera vez en días.

Loading...
Revisa el siguiente artículo