"Hay que preservar la música mexicana", Fernando de la Mora

Por: Metro

“Proteger a la buena música mexicana, reinvindicarla y ponerla en las manos de las nuevas generaciones” es el cometido que tiene el tenor Fernando de la Mora quien este 15 de septiembre se presentará en el coloso de Reforma con su concierto Nuestra fiesta mexicana, un recorrido por la historia musical de nuestro país y que se ha convertido ya en toda una tradición. De la Mora, considerado uno de los mejores intérpretes de la ópera a nivel mundial, nos platica sobre la importancia de preservar ese legado que nos distingue como mexicanos y de las novedades que tendrá su concierto.

¿Este recital también es una oportunidad para refrendar nuestro amor por México?
– Sí, hay mucho que celebrar y celebrar lo bueno de México y para eso estamos los artistas, los museos, la historia para recordarnos qué fuimos y qué somos. Todos los cantantes mexicanos han sido enormes embajadores de nuestro país en el extranjero, así como también los grandes pintores, infinidad de arquitectos, poetas, escritores, realmente somos un gran país. Hemos exportado cultura toda la vida y hay que echar mano de ello para salir adelante. Los problemas de México es el descuido total que han tenido los líderes y cómo han manejado la  política durante todos estos años. No hemos podido blindar el espíritu de los políticos mexicanos ante la corrupción para que sientan  el honor de ser mexicano, de representar al país y dirigirlo. Sin embargo, hay mucho que celebrar y este 15 de septiembre propongo que volvamos a refrendar nuestro amor por México, que recarguemos la baterías para partirnos el alma por esta patria e ir a cantar al Auditorio para unir nuestras voces en el orgullo de ser mexicanos.

Usted ha pisado los escenarios más importantes del mundo. ¿Cuál es la imagen que se tiene de México en el extranjero?
– Lo ven como uno de los países que más canciones le ha entregado al mundo, melodías emblemáticas como Bésame mucho o Cielito lindo. Lo identifican como un país lleno de cultura, con centros ceremoniales como Chichén Itzá o Teotihuacán eso hace que inmediatamente dirigan sus ojos a nosotros.

Su concierto la noche del 15 de septiembre en el Auditorio Nacional se ha vuelto una tradición…
– Hemos tenido la gran suerte de pegarle al clavo,  la gente va y se la pasa bien, sobre todo se conjuntan muchas cosas, la más importante es celebrar a México, la segunda es la seguridad que brinda dicho escenario, estás sentado en una butaca de primer nivel y es uno de los centros de espectáculos más importantes que más sillas vende en todo el planeta en un año.

¿Qué novedades ofrecerá?
– Seguiremos honrando a los compositores, este año vamos a hacerle un pequeño homenaje a Chava Flores, ese gran compositor urbano que tenía siempre el humor en la composición y nos permite reirnos de nosotros mismos. Fue un compositor muy importante en  mi adolescencia, cantaba sus canciones en la guitarra con mis hermanos y primos y nos reíamos muchísimo, me tocó ir a verlo actuar en la Peña del Cóndor Pasa, hace muchos años, fue un hombre que entregó cientos de canciones que hicieron cantar a todo México. También recordaremos a Benny Moré, un gran cubano que le cantó mucho a México y que compuso Bonito y sabroso. Mandamos hacer arreglos sinfónicos año con año y en esta ocasión hicimos 10 canciones nuevas que no he cantando en Auditorio Nacional, por supuesto, estarán las de cajón, pero me encanta hacerlo porque eso me permite llegar a los corazones de la gente.

De estos tres intérpretes, Jorge Negrete, Pedro Infante y Javier Solis, ¿con cuál se queda?
– Con Pedro Infante aunque también soy un gran admirador de Vicente Fernández y de todo aquél que se ha ganado el corazón de México, ya que eso es muy difícil de lograr, se requiere mucho amor y ellos lograron la excelencia en sus interpretaciones, tuvieron mucha dedicación.

¿Considera que le hace falta más promoción a la música ranchera?
– La música ranchera la han dejado a un lado, pero cada año demuestro en el Auditorio que en el momento que entra el mariachi, la gente hierve de emoción, se siente acogida y gozan, por eso aman a la música mexicana.

Loading...
Revisa el siguiente artículo