Su galán de Tinder invita a otras 15 mujeres más en plena cita

Por: Metro

Como dice el dicho, hay que besar muchos sapos antes de encontrar al príncipe. Pero en la era de Tinder, el príncipe resulta ser el sapo y más se tarda la gente en hacer “match” que destacar al cretino (a) de turno. Y eso le pasó a una mujer que transmitió en Facebook “la sorpresita” que le tenía su cita en esa red social.

Kayla Hutch, de Chicago, se tenía que encontrar con su cita, Emad Perotta, un modelo masculino. Se subió a un bote pensando que la cita sería romántica, así como Bridget Jones con Hugh Grant leyendo poemas de John Keats.

Error.

Emad invitó a sus amigos y otras 15 mujeres que también conoció en Tinder para irse por el Lago Michigan. Por supuesto, Kayla se indignó y comenzó a transmitir todo lo que pasaba a bordo a través de Facebook Live.

Y eso no fue lo peor: el galancito comenzó a besarse con otras mujeres abiertamente. “Me invitó al bote y ahora está con otra chica. Se están besando y abrazando”, dice ella en su video.

Pero como no quería sufrir o indignarse por tanto tiempo, bromeó al respecto. Se imaginó en un episodio de “The Bachelor”, el reality donde varias mujeres competían por el amor de un soltero “atractivo”.

¿Por qué fue? 

Ahora, en el caso de Emad, ella lo conoció seis meses atrás. Comenzó a enviarle mensajes y tenían amigos en común. No le hizo caso hasta que la invitó al bote.

Y ahí se enteró que las otras mujeres habían “caído” de la misma forma. Y durante cinco horas estuvo besándose con varias mujeres. Hasta que le dijo: “No te sientas así, esto es normal”.

De hecho, ella se la pasó comiendo Doritos con otras chicas. Unas eran ambiguas con sus respuestas sobre por qué estaban ahí. Y ahí fue cuando descubrió que el tal Emad solo la había invitado a ella y a las otras para “repartirlas” entre sus amigos.

¿Cómo escapó? 

Luego del momento tan incómodo, un bote la llevó a la costa. Ella se sintió aliviada. Esto, luego de que ofreció cien dólares a los conductores de otra embarcaciones para que la llevaran. Y se quedó atorada porque no podía nadar.

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = “//connect.facebook.net/es_LA/sdk.js#xfbml=1&version=v2.6&appId=648037875314975”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

De todos modos, no falta el que ahora la culpa de “cazafortunas” por aceptarle la invitación. Ella solamente dice que cometió un error. “No conozco a ninguna persona de acá”, dijo en su Facebook antes de ser rescatada. “Por favor, si alguien está en el Lago Michigan, sálveme”. Una de las jóvenes llamó al capitán del yate de su ex y todo resultó.

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = “//connect.facebook.net/es_LA/sdk.js#xfbml=1&version=v2.6&appId=648037875314975”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

De esta manera, transmitió cómo se largaba de la cita. Aclaró que el primo de Emad fue el que rentó el bote, porque este trabaja en un bar. Ella trabaja con habitantes de la calle. Y también tuvo un gesto de buena voluntad con el Casanova: le dijo a la gente que no lo culparan por lo que pasó. Eso sí, le dijo las cosas de frente antes de irse.

Y los amigos comenzaron a trollear la cuenta de Instagram del modelo, preguntándole “¿Dónde está Kayla?”.

Este, antes de hacer su cuenta privada, solo dijo que ella era una “psicópata” y una ilusa por creer que era una cita. Ella respondió, citada por el portal “Daily Dot”, que él espera que las mujeres se callen. “Estaba visiblemente alterado cuando le pregunté por qué hizo eso. Pero es un tipo que pone selfies sin camiseta en Tinder. Debí ver las señales“.

 

Ella creyó que sería una cita de dos en un bote y resultó con un harén completo. Transmitió todo el bochornoso episodio en Facebook.

Loading...
Revisa el siguiente artículo