Asamblea de Barrios invade edificio en la Anáhuac

La Procuraduría de la CDMX detalló que una vez instalados en el inmueble obtienen datos de las familias que viven en el lugar, a fin de tener bien estudiados sus movimientos

Por:

Tras una invasión de la Asamblea de Barrios en un predio en la colonia Anáhuac en la delegación Miguel Hidalgo, la Procuraduría capitalina logró documentar el modus operandi que utilizaron los integrantes de la organización para extorsionar a los propietarios del inmueble.

Detalló que una vez instalados en el lugar obtienen datos de las familias que viven ahí, a fin de tener bien estudiados sus movimientos. Posteriormente notifican al resto de los miembros de la Asamblea quienes llegan por sorpresa en grupos de aproximadamente 50 personas con armas de fuego, palos y bombas molotov, a fin de tratar de desalojar a los propietarios. 

En la denuncia que levantó el propietario de una empresa inmobiliaria, dueño de la torre de 10 departamentos situada en la calle Laguna de Guzmán 60, colonia Anáhuac, delegación Miguel Hidalgo, señala que fue tomada por integrantes de la Asamblea de Barrios y que la representante de este grupo le exigió la suma de 6 millones de pesos para regresar el inmueble. 

Por lo anterior, los propietarios acudieron a la Procuraduría local a interponer una denuncia por despojo, daños y lesiones.

“El Ministerio Público ha sido muy claro en este caso, nos dicen simplemente que tienen miedo. El actuario no quiere ni acercarse al lugar porque una vez que fue casi lo linchan. Estamos con las manos amarradas, es inaudito que ni la autoridad pueda sacar a esta gente. Si ellos tienen miedo, imagínese cómo están los propietarios”, comentó el abogado de la inmobiliaria César Prieto.

Otras de las colonias que cuentan con presencia de la Asamblea de Barrios son: Centro, San Rafael, Roma y Condesa, pero a diferencia de esos inmuebles el de la colonia Anáhuac no cuenta con pancartas, banderas o logotipos que los identifique. 

Con la llegada de los integrantes de esta organización también han aumentado la  venta de droga al menudeo, robo de autopartes y de celulares a transeúntes. 

“De ahí no conocemos a nadie, sé que el edificio se lo están peleando, pero no tengo muchos detalles, sabemos que ahí vive gente peligrosa y mejor ni nos metemos en conflicto”, narró una vecina en el anonimato.

Los dueños de la inmobiliaria exigen a las autoridades que actúen de inmediato antes de que la propiedad se deteriore y pierda su valor. (Con información de El Universal)

Loading...
Revisa el siguiente artículo