Reconocen papel de México en proceso de paz centroamericano

Por: Metro

El ex presidente de Guatemala, Marco Vinicio Cerezo Arévalo, artífice del proceso de paz centroamericano, afirmó que el papel de México como parte del Grupo Contadora fue fundamental para la pacificación de la región.

Cerezo Arévalo, quien gobernó del 14 de enero de 1986 a 1991, tras inaugurarse en 1985 la actual etapa democrática de Guatemala, impulsó los acuerdos de Esquipulas I y II, que propiciaron la paz en la entonces convulsa región del istmo.

A un día de que se firmen los acuerdos de paz en Colombia, con lo que se podrá fin a más de 50 años de guerra interna en ese país, el ex mandatario guatemalteco recordó en entrevista con Notimex que el papel de México en los procesos de paz de Centroamérica fue “crucial” como parte del Grupo Contadora.

La instancia multilateral surgió en enero de 1983 en la isla panameña de Contadora, integrada además por Colombia, Panamá y Venezuela, con el fin de trabajar en forma conjunta por la paz en Centroamérica.

Los gobiernos de México y Colombia concretaron así la conformación del Grupo Contadora, al margen de los intereses y propósitos militares del gobierno de Estados Unidos en la región del istmo.

Los cuatro países actuaron como mediadores en las negociaciones para superar los conflictos armados internos en Guatemala, El Salvador y Nicaragua. En este último país la lucha armada que patrocinaba Washington afectaba a Honduras.

Cerezo Arévalo, quien preside la Fundación Esquipulas para la Paz, Democracia, Desarrollo e Integración, evocó los años 80 cuando se vivía una “situación muy complicada” en la región.

La Guerra Fría, la lucha entre Rusia y Estados Unidos por imponer su hegemonía y controlar áreas estratégicas del mundo, se manifestaba con crudeza en América Central, apuntó.

“Además había una enorme intolerancia política en América Central que venía de muchos años”, y se enfrentaba el peligro, derivado de la intensificación de la Guerra Fría, “de que el conflicto armado se generalizara a nivel regional”, refirió.

Aseveró que una ampliación de la guerra hacia el total de los países centroamericanos “hubiera sido extremadamente grave para la estabilidad de América Latina”.

Un conflicto armado regional “habría significado un desastre para América Central pues se destruiría la poca infraestructura que se tenía y las posibilidades de desarrollo futuro”, advirtió.

“Por esa razón, México, el Grupo Contadora, el movimiento latinoamericano en sí se preocupó, y se empezó a trabajar en una idea básica para el proceso”, dijo el político guatemalteco.

La idea era que las naciones centroamericanas debían ponerse de acuerdo y demostrar su voluntad y compromiso “de encontrar soluciones propias a sus problemas”, explicó.

Puntualizó que el desempeño de México fue “crucial” entonces en la formación del Grupo Contadora, que luego se amplió al Grupo de Río, y como “punto de balance” para los países vecinos del istmo.

Dijo que al convocar al Grupo Contadora, que enseguida tuvo el apoyo de Argentina, Brasil, Perú y Uruguay, “se generó un peso relevante” y volvió “visibles” nuestras gestiones de paz frente a “las potencias” internacionales y organismos multilaterales.

El papel del gobierno mexicano fue definitivo para alcanzar la paz, a partir de las gestiones de Contadora, que generaron los acuerdos de Esquipulas I y II con que se alcanzó la pacificación de América Central, reiteró Cerezo Arévalo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo