Viable cobro por congestión en la CDMX: experto

Investigador de la UNAM considera que se debe hacer más caro el uso del auto por sus externalidades negativas, como la contaminación

Por:

La Ciudad de México está preparada para implementar los cobros por congestión, medida usada en otros países para incentivar el uso racional del auto y para reducir el tráfico vehicular en las calles.

 

Así lo consideró el director del Instituto de Geografía y experto transporte de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Manuel Suárez Lastra, quien ha trabajado en proyectos con el Gobierno de la Ciudad.

Tras el foro 20.20 Vivir en las ciudades: llegar, organizado por la Fundación UNAM, dijo a Publimetro que su implementación requeriría la implementación de un esquema similar al que opera en las autopistas de cuota de la Ciudad.

 

“Es fácil, solamente necesitamos una etiqueta en el auto y una serie de lectores, ya los estamos usando en los segundos pisos (del Periférico) para cobrar, precisamente”, señaló.

La tarifa de congestión consiste en cobrar por el uso del espacio vial cuando la demanda de avenidas supera a la oferta; esto incentiva a que los automovilistas manejen en horas y zonas donde no hay tráfico. El cobro es más alto cuando mayor es el tráfico y viceversa.

En Londres, Inglaterra, se implementó esta tarifa de congestión en 1993; se trata de un cargo diario por conducir un vehículo en el centro de la ciudad de 7:00 a 18:00 horas de lunes a viernes; la medida se aplicó para reducir el tráfico, estimular a usar el transporte público y mejorar la calidad del aire.

De acuerdo con la Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came), los automotores que circulan en la ZMVM aportan más del 87% de emisiones de óxidos de nitrógeno y 32% de compuestos orgánicos volátiles, ambos precursores de ozono.

Suárez Lastra mencionó que el proyecto podría implementarse en el Centro de la Ciudad de México, por ser la zona que más viajes atrae y que en consecuencia sufre de mayor congestionamiento durante casi todo el día.

Explicó que la medida no es restrictiva, sino que se trata de hacer más caro el uso del auto por las externalidades negativas que genera, como tráfico, contaminación del aire y auditiva o el ocupar mayor espacio en las calles para trasladar a menos personas que el transporte público.

Enfatizó que esta medida debe acompañarse de un plan de mejora y ampliación del transporte público para poder ofrecer alternativas de movilidad a las personas que eventualmente dejarían de usar el coche en zonas donde se cobre.

Otras voces lo han pedido

Publimetro publicó en marzo pasado que el Centro Mario Molina sugirió al Gobierno de la Ciudad de México en 2014, previo a endurecer el programa Hoy No Circula, analizar la aplicación de tarifas de congestión como una de las medidas para mejorar la calidad del aire y reducir el uso del auto.

“Se sugiere evaluar los beneficios que podría tener la implementación de peajes urbanos en los sectores de la Ciudad con mayor congestión y contaminación”, propuso, pero la medida fue ignorada.

En junio este diario publicó que el entonces asesor de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) del Gobierno Federal, Alejandro Nieto, sugirió evaluar la aplicación de un cobro por circular para reducir el tráfico, los niveles de emisiones y mejorar la movilidad.

El asesor de la Sedatu, Alejandro Nieto Enríquez, dijo que se trataría de un cobro por circular a determinadas horas y en determinadas avenidas, y esta medida funcionaría como complemento a la verificación vehicular y al Hoy No Circula.

“Las calles que hay ya existen y no pueden ampliarse, no caben más coches. En teoría económica lo que se menciona es que cuando existe un bien escaso tienes regularlo por mecanismos de oferta y demanda y una forma de asignación es el precio”, detalló.

En abril pasado, en medio de la coyuntura por la mala calidad del aire y el endurecimiento temporal del Hoy No Circula, el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO) respaldó un cobro por congestión para desincentivar el uso del auto y generar zonas de bajas emisiones. 

Gabriela Alarcón, coordinadora de Desarrollo Urbano del IMCO, dijo que este cobro puede ser implementado en zonas como Polanco, en la Miguel Hidalgo; Condesa, en Cuauhtémoc; Coyoacán o la Del Valle, en Benito Juárez. 

Lo anterior debido a que estas zonas son generadoras de empleo y servicios, por lo que atraen más viajes, además de que cuentan con transporte público como Metrobús, autobuses, Metro, Ecobici y ciclovías, como opciones de movilidad.

Otras voces que se han sumando a esta petición son expertos de Greenpeace, de El Poder del Consumidor y el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), así como el Centro de Transporte Sustentable Embarq.

¿Colapso vial?

En la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) circulan 5.5 millones de vehículos; el Inventario de Emisiones 2012 de la Secretaría de Medio Ambiente menciona que esos autos consumen 47 millones de litros de combustibles al día.

En 20 años, el parque vehicular de la ZMVM creció más del doble, al pasar de dos millones en 1990 a 5.5 millones en 2015; a un ritmo de 250 mil autos por año para 2020 habrá 7.5 millones; datos del Centro Eure revelan que el parque vehicular creció más que la población de 1980 a 2010.

De acuerdo con el Índice Tom Tom 2016 sobre congestionamiento vehicular, la capital mexicana arrebató el primer lugar a Estambul como la urbe con el peor tráfico del mundo.

El ranking anual de Tom Tom -empresa británica- establece que los conductores de la Ciudad de México pasan el 59% de tiempo extra atorados en el tráfico vehicular a cualquier hora del día y en horas pico las cifra se eleva al 103%.

La saturación vehicular ha provocado la disminución de las velocidades a las que se circula en la Ciudad de México: mientras en 1990 la velocidad promedio era de 39 kilómetros por hora, en 2015 se redujo a 12 kilómetros por hora.

De acuerdo con el documento, a una velocidad de 10 kilómetros por hora un auto particular emite 13.3 gramos por kilómetro de monóxido de carbono, mientras que si circula a 30 kilómetros por hora, emite 9.5 gramos por kilómetro del mismo contaminante.

Un documento del Instituto Nacional de Salud Pública de febrero de 2015 alerta que la contaminación es el segundo riesgo medioambiental más importante para la salud humana, pues se calculan más de 20 mil muertes anuales atribuidas a la polución.

TE RECOMENDAMOS

¿Es momento de pensar en tarifas de congestión en la CDMX?

Respalda IMCO cobro por congestión en la Ciudad de México

Centro Mario Molina sugirió evaluar tarifas de congestión en la CDMX en 2014

Sedatu respalda cobrar por circular para bajar tráfico 

LO MÁS VISTO EN VIDEO

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo