“Abogánster” y otras 300 palabras que retratan la corrupción

El libro Corrupcionario mexicano comprende 300 palabras que describen cómo conviven los mexicanos con esta práctica

Por:

Con el objetivo de que la corrupción deje de ser una práctica común, la organización Opciona presentó, en conferencia de prensa, el Corrupcionario mexicano.

Este libro contiene frases como “aceitar la mano”, “ayúdame a ayudarte”, “hacerse de la vista gorda”, entre otras y en total comprende 300 palabras que describen cómo conviven los mexicanos con la corrupción.

Alejandro Legorreta, presidente de la organización Opciona y autor del libro expuso que a través de la obra descubrió que los mexicanos viven de diferente manera con este mal.

“Es un trabajo académico que surge luego de un año de encuestas nacionales y el destinatario final es la ciudadanía, porque buscamos hacer un trabajo que vaya de abajo hacia arriba,que involucre cada vez más a los ciudadanos”, puntualizó.  

El Corrupcionario mexicano está ilustrado con el trabajo de moneros como Helio Flores, Rapé y Cintia Bolia , ya que a través de la comedia se buscó invitar a la reflexión desde la comedia.

En tanto, el actor Diego Luna, quien escribió el prólogo del Corrupcionario mexicano, comentó que su participación en el proyecto surgió con la intención de buscarle soluciones a esta problemática nacional.

“Para que este país cambie nos tenemos que involucrar todos. No nos acostumbremos a la corrupción”, apuntó. 

E incluso, Luna dijo que tras escribir el prólogo descubrió que la manera en que ha convivido con la corrupción es a través “de la impunidad que da la fama”. 

“Es igual de peligrosa que la corrupción y (entendí) las puertas que se abren con un autógrafo”, señaló. 

Por ello, comentó, ha cambiado sus patrones de conducta para enseñarle a su hijo que la fama no debe pasar por encima de las reglas.

Te dejamos algunas definiciones que podrás encontrar en el Corrupcionario mexicano.

Aceitar la mano

Frase de uso común entre autoridades para “ayudar” a evadir responsabilidades a los ciudadanos. “Ps siempre hay maneras de ayudarnos, joven. Usted acéiteme la mano y yo me hago como que no veo”.

Hacerse de la vista gorda

Ceguera temporal auto-infligida que se presenta oportunamente cuando presenciamos actos corruptos que quizá nos convienen.

La corrupción somos todos

El mejor pretexto para seguir haciéndonos pendejos y conformarnos con el estatus quo, aunque la muletilla desate aplausos de nuestra clase política. Al fin y al cabo, es un problema cultural. ¿O no?

Se lo deja a su criterio

Propuesta indecorosa versión ventanilla de atención. Obligan a un usuario a pensar “cuánto vale lo nuestro” o, de manera más precisa “cuánto vale el favor más allá de mis atribuciones que te estoy haciendo”. Todo un romance con aroma a burocracia.

No importa que robe, pero que salpique

PRIncipio básico de ética que coloca al ciudadano como juez paternal y buena onda que se conforma con que sus gobernantes se atasquen saqueando las arcas nacionales, mientras se acuerden de “nosotros los pobres” y dejen caer deliberadamente las migajas de un negociazo que nos permita sobrevivir un sexenio más.

Tráfico de influencias

Práctica que consiste en utilizar la influencia personal en ámbitos de gobierno, empresariales, laborales y hasta sociales, a través de otras personas, con el fin de obtener favores o tratamiento preferencial. ¿Te acuerdas cuando te saltaste a todos en la fila del antro porque el cadenero (véase Cadenero) era tu “cuate”? ¿O cuando tramitaste las placas de tu carro a través de tu sobrino que trabaja en la oficina de tránsito? Pues eso.

Democracia electoral

Es el proceso mediante el cual elegimos libremente a nuestros gobernantes votando. Pero en realidad es como si los partidos jugaran turista cada tres o seis años. Cada que hay elecciones se le da una nueva vuelta al tablero para que caigan los apoyo$… Ah, y si eres un ciudadano común y corriente es casi imposible que te dejen jugar, aunque tú y todos nosotros paguemos por el tablero y todo lo que hay en él.

Ministerio público

Institución diseñada para hacerte perder el tiempo cuando más te hace falta, hacerte sentir culpable cuando por error te animaste a denunciar un delito y hacerte sentir estúpido cuando intentas averiguar qué pasó con tu denuncia. En resumen, un vivo reflejo de la calidad de la justica en México, donde la impunidad supera el 90%.

Laguna legal

Si en la Laguna de Catemaco habitan changos, brujos y hechiceros, la Laguna Legal está repleta de astutos, abogánsters y bisneros, por nombrar algunos ejemplos de la exótica fauna que es posible encontrar en la reserva de corrupción, simulación e impunidad más grande de nuestro querido México.

P { margin-bottom: 0.08in; }

Indiferencia

Enfermedad crónica y tan seria como la diabetes. El paciente se infecta al observar un hecho ilícito. El síntoma principal es el dolor de garganta que impide abrir la boca para denunciar, seguido de pérdida de visibilidad, que desemboca en “hacerse de la vista gorda”. Se recomienda un tratamiento de sensibilización ante lo verdaderamente importante y dosis diarias de indignación y denuncia (véase Hacerse de la vista gorda).

LO MÁS VISTO EN PUBLIMETRO TV:

Loading...
Revisa el siguiente artículo