Las mentiras de Donald Trump en el primer debate presidencial

Por:

El candidato republicano argumentó con datos falsos ante Hillary Clinton, sin embargo varios medios lo dieron como vencedor de la cita.

Todos los ojos estaban puestos en el que fue el primer debate presidencial con miras a las prontas elecciones presidencial de Estados Unidos. Donald Trump, candidato del partido Republicano, y Hillary Clinton, representante demócrata, se enfrentaron en televisión nacional moderados por el anfitrión Lester Holt el lunes en la noche.

Dados los estrechos resultados que arrojan las encuestas sobre quien podría alcanzar la victoria, el debate cobró mucha importancia. Sim embargo, los medios de comunicación locales no estuvieron de acuerdo en dar un claro ganador tras el debate. Mientras una encuesta de CNN se inclinó por Clinton como vencedora, Fortune y NBC declararon a Trump ganador.

Las mentiras de Donald Trump

Los verificadores de datos durante el debate tuvieron bastante trabajo. Su misión es checar todas las cifras, afirmaciones y datos que los candidatos sacan a colación durante el debate. Trump no salió bien parado de esta verificación, ya que muchos de sus argumentos contenían errores, modificaciones o sencillamente mentiras.

Recibió un “préstamo muy pequeño” de su padre. Un hecho que nunca ha negado el republicano, pero que no tiene nada de pequeño. Recibió un millón de dólares de su padre, pero en 1968, lo que equivale hoy a $6.8 millones. ¿Pequeño? Claro que no.

Insistió en que nunca ha apoyado la invasión a Irak. Pero en 2011, al ser entrevistado por Howard Stern, justamente eso le preguntaron, si apoyaba la invasión. “Si, creo que si”, dijo.

Dijo que nunca ha dicho que el cambio climático es un engaño chino. Pero un tweet suyo, demuestra lo contrario.

La política “stop-and-frisk” fue un éxito. Eso dijo Trump, antes de que Holt, le dijera que esa política había sido declarada inconstitucional en Nueva York debido a que era aplicada de manera discriminatoria contra jóvenes latinos y negros. Además un análisis realizado por el Brennan Center no pudo hallar una relación directa entre la aplicación de esa política y la baja de crímenes en Nueva York.

Negó haber dicho que el embarazo era un “inconveniente” para las empresas. Algo que justamente mencionó en una entrevista concedida a Dateline en 2004, donde dijo sobre el embarazo que era “una cosa maravillosa para la mujer y para el esposo, pero un inconveniente para un negocio. Y aunque la gente quiera o no reconocerlo, el hecho es que es un inconveniente para la persona que maneja un negocio”.

¿Influirá esto en las elecciones de noviembre? Probablemente no.

Loading...
Revisa el siguiente artículo