México, aún lejos de los autos del futuro

Por: Metro

Recientemente se han publicado noticias sobre la nueva generación de autos inteligentes, desde los que se manejan solos, hasta aquellos que sus opciones de navegación y entretenimiento se enriquecen al estar conectados.

 
Hemos escuchado recientemente sobre los servicios de Uber en la ciudad de Pittsburgh, con vehículos de conducción autónoma, y las inversiones de Apple en el mercado automotriz para el desarrollo de tecnologías innovadoras y softwares para vehículos autónomos, incluido el rumor de comprarían la escudería McLaren ( con un valor de entre 1.000 y los 1.500 millones de libras, es decir de 1.106 a 1.740 millones de euros y de 1.300 a 1.950 millones de dólares). 
 
McLaren desmintió que exista alguna clase de negociaciones con la empresa de Sillicon Valley. Pero también se mencionan inversiones en Didi Chuxing, conocida como la Uber en China, el presunto interés por comprar la Fórmula 1 a Bernie Ecclestone (la cual ya fue adquirida por Liberty Media) y finalmente, las intenciones de invertir en Lit Motors, startup estadounidense especializada en el desarrollo de motocicletas eléctricas.
 
¿Estamos cerca de presenciar el lanzamiento de un “iCar”? De acuerdo a distintos informes, será hasta 2019 cuando Apple revele de manera oficial su automóvil. El llamado Project Titan de Apple, hace referencia a un vehículo autónomo y eléctrico.
 
Sin embargo, aterrizando un poco más las cosas a nuestro país, ¿Cómo vamos en la industria automotriz y en otro sector relevante para la entrada de un vehículo autónomo como lo son las telecomunicaciones? La semana pasada se reportó que México carece de la infraestructura básica para que los automóviles autónomos puedan operar. Especialistas del Strategic Growth Forum México 2016 de EY, como Eduardo Pérez, director corporativo de Robert-Bosch, empresa que inició sus operaciones en México en 1955 importando para el mercado local productos automotores, eléctricos y diesel, afirmó que en unos 15 o 20 años, los vehículos autónomos estarán optimizados para la comercialización directa al cliente.
 
No obstante, independientemente de que en nuestro país no existe la infraestructura mínima en términos de calles y avenidas en buen estado y con señalización, en palabras de Eduardo Pérez, no existe una conexión eficiente a Internet, indispensable para el buen funcionamiento de dicha tecnología automotriz.
 
¿Nos vamos a quedar atrás en la transición a un avance tecnológico que revolucionará la industria automotriz en beneficio de los usuarios, su comodidad, seguridad y hasta del medio ambiente? Sería una ironía que México, encaminándose a posicionarse como la sexta potencia mundial productora de vehículos durante este año, no tenga la tecnología y conectividad necesaria para implementar los vehículos autónomos en la región. ¿Qué nos queda por hacer? En la cancha del gobierno está optimizar las vialidades, carreteras y espacios públicos para que el futuro de los vehículos autónomos sea una realidad, así mismo, junto con las empresas privadas, es indispensable garantizar la competitividad en los servicios de internet, ya que esto se traduce en mayor calidad y accesibilidad. No es nada fuera del otro mundo, el crecimiento y desarrollo de un país depende de un gobierno que promueva y asegure las inversiones privadas para el beneficio de las personas. Nos quedan pocos años para la llegada de los vehículos autónomos, sea Apple u otra empresa, será una realidad y por aquí tenemos que estar listos para su llegada.
Loading...
Revisa el siguiente artículo