Muere de un infarto al ver que la fiesta de su hija se descontroló

Por:

Esperaban 50 invitados, pero llegaron más de 600. Le dio un infarto por el coraje y murió. Ahora su hija lo recuerda en redes sociales.

Su nombre era Juan Carlos Galli y tenía 52 años. Este hombre argentino se dedicaba a la biotecnología. Un día decidió permitirle a su pequeña hija de 13 años hacer una fiesta. Todo terminó en un infarto.

Según información de “El Clarín“; Juan Carlos sí dio el permiso para una fiesta. Sin embargo, no se esperaba lo siguiente: pensó que llegarían 50 personas. Al final había más de 600 jóvenes saltando la barda de su casa y amenazando con destruir su propiedad.

Su hija hizo la invitación a la fiesta a través de WhatsApp. Cuando Juan Carlos Galli vio que las cosas se salían de control, decidió cerrar el portón de su casa. La respuesta de los invitados (y no invitados) fue brincarse las bardas y tratar de forzar la puerta.

Dijeron que no se irían y amenazaron incluso con romper sus muebles y destrozar su hogar. El enojo del hombre llegaba a su límite. Parecía que no había nada que pudiera hacer al respecto.

Fue entonces que se desvaneció a causa de un infarto. A pesar de los intentos de paramédicos, no se pudo hacer nada por él. Juan Carlos había fallecido.

La triste despedida de su hija luego del infarto de su padre

Perder a un padre es algo muy fuerte para cualquier ser humano. Y es probable que perderlo en condiciones semejantes a estas debe ser todavía más doloroso. La pequeña de 13 años, quien organizó la fiesta, le dedicó unas conmovedoras palabras a su padre a través de su cuenta de Instagram:

“Te amo y vamos a estar para siempre juntos, a pesar de la distancia, te amo, te amo, te amo y no sabés cuánto te extraño; siempre voy a estar orgullosa de vos y de ser tu hija porque todo lo que hacías, lo hacías con amor y por amor, hasta siempre.

Al mensaje adjuntó una fotografía de ella cuando era sólo una bebé y su padre.

Loading...
Revisa el siguiente artículo