Hallan cuatro cuerpos en Michoacán; serían jóvenes religiosos

Hipólito Mora, fundador de las autodefensas, señaló al cártel Los H-3 como el responsable del crimen

Por:

MORELIA. Hipólito Mora Chávez, fundador de los grupos de autodefensa en Michoacán, confirmó que los cadáveres encontrados esta mañana en Tierra Caliente corresponden a los cuatro jóvenes religiosos católicos secuestrados el sábado en la comunidad de La Ruana, en el municipio de Buenavista Tomatlán.

Mora Chávez señaló al cártel autodenominado como “Los H-3”, que encabeza Luis Antonio Torres “El Americano”, como el responsable del múltiple crimen que ha conmocionado a la región de Tierra Caliente de Michoacán, principalmente a La Ruana.

El líder autodefensa aseguró que los cuatro jóvenes formaban parte del grupo evangelizador “Arcoíris”, de la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, donde fueron vistos por última vez el viernes por la tarde.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Detienen a presuntos asesinos de sacerdote en Michoacán​

Asesinos de cura en Michoacán son militares: PGJE​

Hipólito Mora dejó en claro que las víctimas “eran gente de bien, gente trabajadora”, e incluso identificó a uno de ellos como un ex autodefensa que perdió a su padre el 16 de agosto del 2014 en el ataque que sufrió La Ruana a manos de Los H-3.

“No tienes idea, estos muchachos trabajaban con sus papás, con sus familias; uno de los muertos, El Chuy, apenas acababa de darse de baja del movimiento para seguir en Arcoíris. Él perdió a su padre cuando Los H-3 nos atacaron el 16 de diciembre”, dijo.

Los cuatro cadáveres aparecieron por la mañana semidesnudos, severamente torturados, baleados y envueltos en bolsas de plástico, en una huerta de limón de la comunidad de San Juan de Los Plátanos, perteneciente al municipio de Apatzingán, colindante con Buenavista Tomatlán.

Las víctimas fueron identificadas como Willibaldo Hernández, Adán Valencia, Jesús López Urbina “La Perla López” y Jesús Ayala Aguilar “El Chuy”, este último, a quien le fue puesto un chaleco táctico a manera de burla por su pasado autodefensa.

El 19 de septiembre fue asesinado a balazos el sacerdote católico José Alfredo López Guillén, párroco del templo de La Santísima Trinidad, en el poblado de Janamuato, en el municipio de Puruándiro.

En los primeros cuatro días de este mes suman ya 16 personas asesinadas a balazos, tres de ellas decapitadas, en hechos perpetrados en la región de Tierra Caliente y en los municipios de Morelia y Uruapan.

Loading...
Revisa el siguiente artículo