Siria "la manzana de la discordia" entre Rusia y EU

El Departamento estadunidense de Estado suspendió su participación en los canales bilaterales que había abierto con Rusia para el cese de hostilidades en Siria

Por:
Así América Latina logró ser la primera región del mundo en erradicar el sarampión

Las relaciones entre Rusia y Estados Unidos se encuentran en su más bajo nivel en los últimos años, luego de la suspensión del diálogo sobre Siria y el acuerdo de eliminación de plutonio entre ambas potencias.

Otras piedras que estorban en su relación son el asilo que Rusia concedió al informático estadunidense Edward Snowden, antiguo empleado de la CIA (Agencia Central de Inteligencia) y de la NSA (Agencia de Seguridad Nacional), así como la anexión de Crimea.

TE RECOMENDAMOS: 

Rusia suspende acuerdo con EUA sobre eliminación de plutonio

Este lunes, el Departamento estadunidense de Estado suspendió su participación en los canales bilaterales que había abierto con Rusia para el cese de hostilidades en Siria.

“Desafortunadamente, Rusia incumplió sus propios compromisos, incluyendo sus obligaciones bajo la ley internacional”, señaló el vocero de la dependencia, John Kirby.

Estados Unidos se quejó que el gobierno del presidente ruso Vladimir Putin no fue capaz o no estuvo dispuesto a asegurar que el gobierno de Siria se adhiriera a los arreglos propuestos por Moscú.

“En su lugar, los gobiernos de Rusia y Siria han escogido proseguir una ruta militar, inconsistente con el cese al fuego, como lo demuestra la intensificación de sus ataques a las áreas civiles”, señaló.

El Departamento de Estado fustigó además que ambos gobiernos hayan evitado que llegara ayuda humanitaria a civiles, incluyendo el ataque a una misión humanitaria el 19 de septiembre, del que Estados Unidos responsabiliza a Rusia y al gobierno sirio de Bashar al-Assad.

En tanto, Rusia suspendió un acuerdo con Estados Unidos sobre la eliminación del plutonio usado en la fabricación de armas nucleares, debido a las “acciones hostiles” de Washington”, en la más reciente señal del empeoramiento de las relaciones bilaterales.

El presidente ruso Vladimir Putin firmó un decreto por el cual suspende el Acuerdo de Gestión y Disposición de Plutonio (PMDA) suscrito con Estados Unidos en el año 2000 para la reconversión de 34 toneladas de plutonio militar en combustible nuclear de uso pacífico.

Rusia atribuye su decisión a “la amenaza a la estabilidad estratégica que suponen las acciones hostiles de Estados Unidos respecto a Rusia, así como la incapacidad de Washington de garantizar el cumplimiento de las obligaciones derivadas del acuerdo”.

“Esto significa que Rusia considera imposible seguir cumpliendo de forma unilateral las cláusulas de este acuerdo”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, citado por la agencia rusa de noticias Sputnik.

En abril pasado, Putin señaló que, a diferencia de Rusia, Estados Unidos no cumple con sus compromisos para la destrucción del plutonio.

“Firmamos un acuerdo y acordamos que ese material sería destruido de forma industrial, para lo que había que construir industrias especiales. Nosotros cumplimos con esos compromisos y construimos esas industrias, mientras que Estados Unidos no lo hizo”, explicó.

Mediante el acuerdo, Rusia y Estados Unidos se comprometieron a eliminar cada uno al menos 34 toneladas métricas de plutonio de uso militar —cantidad suficiente para la producción de 17 mil ojivas nucleares— reciclando este material en combustible para plantas nucleares.

El plutonio de uso militar, a diferencia del uranio de uso militar, no puede mezclarse con otros materiales para inutilizarlo, pero sí puede reprocesarse en la mezcla de óxidos MOX (mezcla de óxido de uranio natural, uranio reprocesado o uranio empobrecido, y óxido de plutonio) y así usarse como combustible para producir electricidad.

En junio de 2013, Snowden filtró a los periódicos The Washington Post y The Guardian documentos clasificados sobre los programas globales de cibervigilancia a cargo de los servicios secretos de EEUU y Reino Unido.

El estadunidense escapó a Hong Kong y luego se refugió en Moscú, donde pasó varias semanas en la zona de tránsito del aeropuerto de Sheremétievo, hasta que en agosto de 2013 obtuvo un asilo de Rusia por un año y en agosto de 2014 las autoridades le renovaron por tres años más el permiso de residencia.

A su vez, los vínculos entre Moscú y Washington cayeron a su nivel más bajo desde la Guerra Fría cuando Rusia se anexó Crimea de Ucrania en 2014 y apoyó a los separatistas prorrusos en el este del territorio ucraniano.

Crimea volvió a ser parte de Rusia tras celebrar en marzo de 2014 un referendo en el que la mayoría aplastante de los votantes, más del 96 por ciento, avalaron esta opción.

En respuesta, Estados Unidos y la Unión Europea implementaron una serie de sanciones contra empresas y particulares de Rusia.

LO MÁS VISTO DE PUBLIMETRO TV 

Loading...
Revisa el siguiente artículo