Ban Ki-moon, "muy decepcionado" por situación en Siria

El secretario general de la ONU urgió a remitir el caso a la Corte Penal Internacional

Por:

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se mostró hoy “muy decepcionado” por lo ocurrido este sábado en el Consejo de Seguridad y volvió a urgir a ese órgano a que remita el caso de Siria a la Corte Penal Internacional.

“La situación en Alepo es desoladora y estoy muy decepcionado porque el Consejo de Seguridad volvió a ser incapaz este sábado de dejar a un lado los debates y emprender acciones”, dijo Ban en un encuentro con la prensa en la sede de Naciones Unidas.

Los periodistas le preguntaron en repetidas ocasiones si piensa invocar el artículo 99 de la Carta de Naciones Unidas para ejercer su autoridad y remitir el caso sirio al CPI, pero Ban se limitó a responder que es el Consejo de Seguridad el que debe actuar.

“He pedido y he urgido en varias oportunidades a los miembros del Consejo de Seguridad a que trasladen este asunto de Siria a la Corte Penal Internacional, y lo vuelvo a hacer ahora”, respondió el diplomático surcoreano.

El máximo órgano de decisiones de la ONU fue incapaz este sábado de ponerse de acuerdo para aprobar una resolución que pedía decretar un alto el fuego y el cese de las hostilidades, así como el fin de todos los bombardeos contra la ciudad de Alepo.

La propuesta, impulsada por Francia y España con el apoyo de las potencias occidentales, recibió once votos favorables durante una votación en el Consejo, en la que Rusia, uno de los cinco países con poder de veto, votó en contra y ejerció su derecho de veto.

“La respuesta es muy evidente. El Consejo de Seguridad tiene el deber de actuar, tienen que trabajar para proteger las vidas humanas y llevar este asunto a una solución política”, insistió hoy el secretario general.

Ban volvió a urgir a todas las partes implicadas en el conflicto sirio a decretar un cese de las hostilidades y a poner fin de forma “inmediata” a los bombardeos aéreos, “tanto en Alepo como en otras partes del país”.

“Permitamos a los negociadores, a mi enviado especial (Staffan de Mistura), que sigan trabajando para reunir a todas las partes en una mesa de diálogo (…) Porque no puede haber alternativas a la solución política”, añadió el jefe de Naciones Unidas.

En las últimas semanas el secretario general se ha sumado al coro de voces en la comunidad internacional que denuncian que los ataques aéreos contra la ciudad de Alepo son “crímenes de guerra” que no pueden quedar impunes.

Desde el final de la tregua el pasado 19 de septiembre, al menos 497 civiles han muerto en la zona de Alepo, incluidos 90 menores de edad y 40 mujeres, mientras que unos 1.200 civiles han resultado heridos, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Esa ONG aseguró este fin de semana en su último recuento que al menos 305 personas perdieron la vida en los bombardeos de la aviación rusa y siria en los barrios del este de Alepo, sitiados por el Ejército y controlados por facciones armadas opositoras. 

TE RECOMENDAMOS

Ante crisis de refugiados, Merkel inicia gira por África

Loading...
Revisa el siguiente artículo