Donald Trump y Paul Ryan se enfrascan en disputa pública

Donald Trump y Paul Ryan, se enfrascaron en una disputa que confirmó el distanciamiento del millonario de la cúpula política conservadora de Estados Unidos

Por:

El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan y el candidato presidencial republicano Donald Trump se enfrascaron en una disputa que confirmó el distanciamiento del millonario de la cúpula política conservadora de Estados Unidos.

Aunque la relación entre Ryan, un popular político de Wisconsin y excompañero vicepresidencial de Mitt Romney, y Trump ha sido tirante desde el año pasado, el video misógino y vulgar del millonario la colocó en su nivel más bajo a sólo un mes de las elecciones.

“Paul Ryan debería pasar más tiempo balanceando el presupuesto, los empleos y la inmigración ilegal, en lugar de perder su tiempo combatiendo al nominado republicano”, tuiteó Trump un día después de su segundo debate presidencial con la demócrata Hillary Clinton.

Trump reaccionó así tras revelaciones de que Ryan notificó a sus huestes en la Cámara de Representantes que ni defendería ni haría campaña a favor de Trump, aunque no le retiraría su apoyo. La conversación fue privada, pero algunos de sus participantes la filtraron a la prensa.

TE RECOMENDAMOS: 

Fracaso de tregua deja más de 500 muertos en Siria

“Ustedes hagan lo que es mejor para su distrito”, dijo Ryan de acuerdo con una fuente citada en la publicación especializada The Hill. Enseguida advirtió que es crucial que los republicanos preserven el control tanto de la Cámara de Representantes como del Senado.

Con 246 legisladores en la bancada conservadora, los republicanos mantienen la mayoría de la Cámara Baja. Los demócratas disponen de 186 escaños. Además existen tres vacantes en el órgano legislativo de 435 miembros.

En el Senado, los republicanos son 54 miembros, frente a 44 demócrata y dos independientes (Bernie Sanders y Joe Lieberman) asociados con los demócratas. Durante los comicios del 8 de noviembre está en juego la totalidad de la Cámara Baja y una tercera parte del Senado.

Ante el temor que el controversial Trump arrastre a los republicanos al precipicio político, un creciente número de republicanos no sólo se distanciaron de él sino que han evitado su compañía.

Alrededor de 160 republicanos no apoyan al millonario, de acuerdo con un recuento de The New York Times. Entre estos se encuentran los senadores de Arizona, John McCain y Jeff Flake, de Nueva Hampshire, Kelly Ayotte, de Ohio, Robert Portman y de Alaska, Lusa Murkowski y Dan Sullivan.

Entre los representantes se encuentran Jason Chaffetz, Mike Coffman, Jaime Herrera, Barbara Comstock y Rodney Lewis, Mia Love, Martha Roby, Cresent Hardy, entre otros.

Los gobernadores que le dieron la espalda son John kasich, de Ohio, quien ni siquiera asistió a la Convención Nacional republicana, el gobernador de Alabama, Robert Bentley; de Tennessee, Bill Haslam; de Nevada, Brian Sandoval y de Nuevo México, Susana Martínez.

Otros republicanos notables que han repudiado a Trump incluyen al ex gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, la ex secretaria de Estado Condoleezza Rice, el exgobernador de Utah, Jon Huntsman

El distanciamiento de Ryan causó molestia entre algunos republicanos del ala más radical del partido, algunos de los cuales le reclamaron no haber hecho un apoyo más contundente de Trump.

Pero expertos coinciden que Ryan busca asegurar que las polémicas en torno a Trump y la caída de su popularidad provoquen un alto nivel de abstencionismo entre los votantes conservadores.

Un nuevo sondeo de NBC/WSJ muestra que Clinton acrecentó su ventaja frente a a Trump a 11 puntos porcentuales, luego de las filtraciones de comentarios sexistas del magnate.

Clinton aparece con una intención de voto del 46 por ciento de los electores probables, frente a 35 por ciento para Trump.

 

LO MÁS VISTO DE PUBLIMETRO TV 

Loading...
Revisa el siguiente artículo