Parricidio ¿qué lleva a un hijo a matar a sus padres?

El último caso en México fue protagonizado por Juan Benjamín Sermet, quien pagó para asesinar a sus progenitores y que pareciera un asalto

Por:

Parricida es el término que se le da a aquella persona que mata a su padres y en muchos de los casos, previo al homicidio, ellos también fueron víctimas de algún tipo de violencia física, emocional, económica, moral, principalmente durante su infancia, por parte de sus progenitores.

 
En la mayoría de los casos que se han presentado en la Ciudad de México, hay componentes del ámbito económico, aunque los expertos consideran que es la justificación moral ante la sociedad, pues el trasfondo que los orilla a asesinar a sus padres es un fuerte resentimiento.
 
El último parricidio fue el que cometió Juan Benjamín Sermet Rosique, de 22 años de edad, quien es acusado de homicidio agravado múltiple en contra de sus progenitores, León Juan Salvador Sermet Guerrero y María Adriana Rosique Manjarrez, aunque no es el asesino material, ya que pagó 100 mil pesos a una pareja de sicarios para que asesinaran a sus procreadores.
 
En el caso de su padre, simuló un asalto, pero a la víctima le asestaron 47 puñaladas, nueve de ellas mortales, violencia poco usual en un robo, mientras que con su mamá aparentó un suicidio; sus cómplices supuestamente drogaron a la víctima y después la colgaron del balcón de su domicilio.
 
Al respecto, el criminólogo, Martín Barrón consideró que si bien es preciso conocer a fondo la historia clínica, familiar y social del presunto homicida, es evidente que no actuó en un estado de inconciencia o alteración de la personalidad, pues tuvo tiempo de planear y ejecutar la muerte de sus padres y, después del primer crimen, dio continuidad a sus planes, sin que mostrara algún remordimiento.
 
Pero todo dependerá de la experiencia del agente Ministerio Público y del abogado defensor, pues se podría declarar inimputable con base a su historia clínica y los peritajes en psiquiatría y psicología, pues cada uno de los juzgadores aplica su propio criterio apoyado en su autonomía.
 
De acuerdo con las investigaciones de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX), el móvil de los hechos fue el pago de algunas pólizas por seguros de vida de ambas personas, de los cuales serían beneficiarios Benjamín Sermet y su hermano.
 
Esta es la motivación legal que justifica la teoría del caso del agente ministerial; sin embargo, es importante destacar que desde su infancia Juan Benjamín estuvo sometido a terapias psicológicas, y posteriormente a tratamiento psiquiátrico en el que se le recetaron algunos fármacos para superar sus estados de alteración de personalidad.
 
Inclusive, forma parte de los trabajos periciales en materia de psicología y psiquiatría que el presunto parricida guardaba un fuerte rencor en contra de sus padres producto de un posible abandono o violencia a la que estuvo sometido durante su infancia, ya sea como ente pasivo o activo, lo que generó una patología psicótica que le impedía adaptarse a una sociedad convencional.
 
La personalidad de Pamela Soto Miranda, novia de Sermet Rosique, fue determinante para los hechos ocurridos el 27 de agosto y el 19 de septiembre, cuando el cineasta León Juan Salvador Sermet Guerrero y su esposa, María Adriana Rosique Manjarrez, fueron asesinados, en respectivas fechas.
 
Fuentes allegadas al caso informaron que Soto Miranda vivía en el mismo domicilio que el cineasta y su hijo, en la calle Alconada, esquina Periférico en la colonia Merced Gómez, aunque esto generó muchos problemas dentro de la vivienda, pues la joven no pidió permiso para residir en el lugar, y su carácter y excentricidades no eran compatibles con el humor de León Sermet.
 
Ello, generó aún más problemas entre los padres y el hijo, pues María Rosique también se oponía a que la chica viviera en el mismo domicilio que dos hombres solos, aunque ella estaba separada “temporalmente” del cineasta por diferencias de criterio.
 
Inclusive se presume que Pamela Soto fue la artífice de los planes y exacerbó los rencores y el odio que el joven guardaba en contra de sus padres, potencializando su personalidad esquizoide y orillándolo a cometer el crimen entre ambos.
 
En este sentido, Martín Barrón consideró que tener problemas psicológicos y de inadaptación social, no son propiamente un atenuante, pues todo homicidio doloso es un acto de violencia extrema e inadaptabilidad que atenta en contra de la sociedad misma.
 
Sin embargo, en materia de psiquiatría es diferente, pues primero se deberá determinar qué clase de trastornos de personalidad sufría el agresor, el tipo de fármacos que le recetaron, por cuánto tiempo los uso y sí aún los utilizaba, y si su personalidad cambiaba con base a trastorno neurológicos más que psicológicos, dijo el experto.
 
Otros casos
27/05/12
 
Jaime Mancilla de los Santos degolló y descuartizó a su padre, por un fuerte resentimiento que le tenía, ya que en vez de dejarlo estudiar lo obligó a trabajar.
 
Familiares de la víctima denunciaron la muerte de Benito Mancilla Galicia, cuyo cuerpo desmembrado fue abandonado en un paraje del poblado de San Gregorio Atlapulco, perímetro de Xochimilco.
 
Ante el agente del Ministerio Público, el inculpado aceptó los hechos y aseguró que siempre había odiado a su padre porque lo ofendía constantemente, pues desde niño lo puso a trabajar y no le permitió continuar sus estudios a nivel superior.
 
Tras aceptar los hechos guió a las autoridades a un terreno ubicado en un costado de la carretera Xochimilco-Oaxtepec, a la altura del kilómetro 15.5, colonia Chalmita del Pueblo de San Gregorio Atlapulco, donde fue encontrada una bolsa de plástico, color negro y dos cajas de cartón, cuyos contenidos desprendía un fuerte olor.
 
Explicó que después de encontrar a su progenitor, y tras recibir ofensas de éste, lo tomó del cuello y apretó con fuerza, provocando que desmayara. Indicó que su padre, intentó defenderse con un cuchillo, pero nuevamente lo sometió.
 
Posteriormente, lo subió a una habitación donde lo puso sobre una cobija. Lo lesionó con un arma punzo cortante en el cuello, provocando que se desangrara. Para deshacerse del cuerpo lo desmembró con una segueta, un cuchillo y una navaja tipo cutter para después introducir el cuerpo en bolsas y cajas de cartón. Abordó un taxi y abandonó el cadáver en dicho predio.
 
25/05/08
 
Israel Canacasco Estrada calcinó a sus padres y asesinó a su hermana para quedarse como heredero absoluto del capital de su progenitor, quien presuntamente lo violó cuando era pequeño.
 
El parricida fue detenido junto con su cómplice José Acosta Miranda, después de presentarse ante el Ministerio Público para reconocer los cuerpos; sin embargo, cayó en diversas contradicciones sobre su paradero mientras la casa de su padres se incendiaba.
 
El multihomicida confesó haber asesinado a sus progenitores y una de sus hermanas para quedarse con la herencia, ya que tenía problemas económicos y no podía pagar a sus parejas sentimentales, pues era homosexual.
 
Los hechos se registraron en el domicilio ubicado en el poblado de San Gregorio Atlapulco, Xochimilco, lugar donde asesinó a su padre Heriberto Canacasco Mayorga de 51 años de edad; a su madre Reyna Estrada, de la misma edad, y su hermana Daysi de 25.
 
En su momento, las autoridades capitalinas informaron que la familia era una de las más adineradas de la zona, pues el hoy occiso era dueño de uno de los “monopolios” más importantes de camiones de transporte público de Xochimilco.
 
El sujeto confesó que tenía rencor en contra de su padre porque abusó sexualmente de él cuando tenía cuatro años.
 
12/01/07
 
El 12 de enero de 2007, Miguel Ángel Marín Zúñiga sostuvo una discusión con sus padres Marco Antonio Marín Bermúdez y Patricia Elena Zúñiga Alfaro porque tomó dinero para comprar un teléfono celular.
 
Al subir de tono la discusión familiar,   Marín Zúñiga empujó a su padre , quien cayó al piso y se convulsionó, situación que motivó que su madre tomara el teléfono, y el agresor pensó que llamaría a la policía para denunciarlo.
 
Por lo que se dirigió a la cocina y tomó dos cuchillos, uno de los cuales le clavó en el corazón a su papá, mientras que la mujer se le abalanzó para detenerlo, por lo que recibió una cuchillada en el abdomen.
 
Posteriormente, descuartizó los cuerpo en varias partes para esconderlos en el interior de una caja de cartón, y trasladarla en un “diablito” de carga, a la cajuela de su vehículo Chevrolet, tipo Chevy, modelo 1999, y dirigirse hasta el kilómetro 1 de la carretera Tepatepec, estado de Hidalgo.de
 
En ese lugar, arrojó gasolina a los cuerpos dentro del automóvil y formó una mecha con vendas que iban dirigidas al tanque de la gasolina, les prendió fuego, y al percatarse que se consumían, regresó al Distrito Federal.
 
Para que los cadáveres fueran reconocidos, arrojó los documentos del vehículo a unos metros del incendio, por lo que fue llamado por las autoridades ministeriales para que fuera el testigo de identidad
Loading...
Revisa el siguiente artículo