Trump se declara "libre" de los "grilletes" del Partido Republicano

Ante el conflicto republicano entre Trump y Paul Ryan, el mandatario se deslindo del liderazgo republicano en el Congreso

Por:

Donald Trump se declaró liberado de las ataduras que aseguró le fueron impuestas por el Partido Republicano, y prometió que hará campaña hacia la presidencia a su manera.

Un día después que el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, se desmarcó de Trump indicando que no defenderá al abanderado presidencial de su partido ni que tampoco hará campaña a su favor, el millonario renovó sus críticas en contra del legislador, además de acusarlo de deslealtad.

“Con excepción de hacerle trampa a Bernie (Sanders) para la nominación, los demócratas han demostrado siempre ser mucho más leales uno a otro que los republicanos”, dijo Trump en uno de la media docena de mensaje colocados en su cuenta personal de la red Twitter.

TE RECOMENDAMOS: 

Inventa el término #PRIennials y lo tunden en redes sociales

Refugiados sirios capturaron al terrorista más buscado en Alemania

Antes, Trump había declarado su complacencia porque “me han quitado los grilletes y ahora podré luchar por Estados Unidos de la manera que quiero”.

El comentario pareció aludir la decisión de Ryan para concentrar los esfuerzos de su oficina en hacer campaña a favor de republicanos de la Cámara de Representantes que enfrentan elecciones cerradas y de cuyo triunfo depende que su partido mantenga el control de la cámara baja.

“Ustedes hagan lo que es mejor para su distrito”, dijo Ryan a miembros de su bancada durante una teleconferencia el lunes pasado, cuando destacó la necesidad de preservar el control del Congreso.

Los republicanos mantienen la mayoría de la cámara baja con 246 escaños de un total de 434; en tanto que en el Senado los primeros controlan 54 curules contra 44 demócrata, más dos independientes que hacen causa con los segundos.

En otro texto, Trump lamentó que “a pesar de haber ganado por amplio margen el segundo debate presidencial (cada encuesta), es difícil hacerlo bien cuando Paul Ryan y otros ofrecen cero apoyo”.

El empresario dirigió parte de su arsenal de criticas también contra el senador republicano por Arizona, John McCain, quien retiró su apoyo a Trump tras difundirse una grabación del 2005 en la que se escucha a Trump hablando sobre mujeres con un lenguaje soez.

“El grosero senador John McCain rogó por mi apoyo durante su (campaña) primaria (se lo dí y ganó), y después me desechó por las declaraciones de vestidor”, dijo aludiendo la grabación revelada por el diario The Washington Post.

A pesar de Ryan, así como de otros legisladores han optado por darle la espalda, Trump se mostró desafiante y desestimó la necesidad de contar con su respaldo para ganar la jornada electoral del 8 de noviembre.

“Los desleales R’s (republicanos) son más difíciles que la torcida Hillary (Clinton). Se vienen en contra tuya desde todos los lados. Ellos no saben como ganar. ¡Yo les voy a enseñar!”, sentenció.

 

LO MÁS VISTO DE PUBLIMETRO TV 

Loading...
Revisa el siguiente artículo