México, una nación hecha para el turismo: De la Madrid

El titular de la Sectur aseguró que el programa de Pueblos Mágicos da empleo a más de 5.5 millones de personas

Por:

El distintivo Pueblos Mágicos es uno los programas más exitosos del Gobierno de la República que abarca tres administraciones federales y es un instrumento efectivo para abatir la pobreza, afirmó Enrique de la Madrid quien conminó a los tres niveles de gobierno y sector productivo a hacer de esta marca una política de regionalización del turismo

El secretario de Turismo del gobierno federal destacó que el de Pueblos Mágicos es un gran programa porque da empleo a más de 5.5 millones de mexicanos que se benefician de la actividad turística, genera desarrollo y progreso en estas 111 comunidades del país.    

Al inaugurar en Querétaro la Tercera Feria Nacional de Pueblos Mágicos, De la Madrid Cordero recordó que este programa surgió en el año de 2001, como parte de un proyecto estratégico para impulsar y apoyar la actividad turística local bajo un esquema de coordinación con estados y municipios.

Acompañado por el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, el Secretario de Turismo federal subrayó que “antes que Pueblos Mágicos tenemos un país mágico, maravilloso, con una gran riqueza cultural y natural que sin duda es una nación hecha para el turismo”.

Explicó que la marca Pueblos Mágicos revaloriza  la riqueza y patrimonio cultural, así como natural de las pequeñas poblaciones del país, expandiendo el desarrollo y bienestar en las comunidades receptoras del turismo.  

Añadió que los Pueblos Mágicos son localidades con atributos únicos que ofrecen una experiencia auténtica en términos de su patrimonio tangible e intangible.

“Los turistas nacionales y extranjeros que los visitan perciben  el esfuerzo y orgullo de su gente por conservar su historia, cultura y tradiciones, la parte más importante de la magia que les caracteriza”, señaló De la Madrid.

El secretario de Turismo recordó  que en 2001 Huasca de Ocampo, en el estado de Hidalgo, fue el primer municipio del país nombrado como Pueblo Mágico. Durante ese mismo año Tepoztlán, Morelos, y Real del Catorce en San Luis Potosí, fueron declarados también Pueblos Mágicos.

Asimismo, el titular de la Sectur enfatizó que en 2014, después de trece años de haberse establecido dicho programa, se  reestructuró como un programa integral que permitiera lograr un desarrollo corresponsable y equitativo. 

En este sentido, explicó que entre los elementos que conforman el nuevo enfoque de atención a las comunidades del programa se encuentra una mayor participación social. 

Así como la planeación participativa, capacidad de organización y coordinación efectiva interinstitucional e intergubernamental, lo que privilegia acciones de coordinación entre dependencias federales, estatales y municipales, indicó. 

Enrique de la Madrid indico que también se realizan acciones de remozamiento e imagen urbana y equipamiento. Se impulsan mecanismos de inversión pública y privada para generar empleos. 

“Todas las tareas puestas en marcha en los Pueblos Mágicos fomentarán formas de gestión sustentable de los recursos naturales y culturales y el ordenamiento territorial”, agregó. 

El secretario de Turismo reiteró  que el programa establece el cumplimiento de criterios específicos de incorporación y permanencia. Así como una evaluación puntual de su desempeño y mayor transparencia en el uso de los recursos.

Finalmente, el titular de la Sectur dijo que estos componentes han hecho al programa transparente y competitivo que han sido factor clave para el crecimiento del programa.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo