Crían búfalos para enfrentar sequía por cambio climático en el Istmo

Se les conoce como búfalos de agua y son originarios de Asia y se han adaptado a terrenos irregulares e inundados

Por:

La crianza del búfalo de agua, originario de Asia, fue implementada hace cinco años por ganaderos del Istmo de Tehuantepec como una opción ante la sequía que experimenta la región para sustituir ganado cebú debido al cambio climático, quienes en el proceso conocieron las propiedades nutricionales de la leche y la carne de esta especie.

Los búfalos de agua son rumiantes domésticos y semiacuáticos originarios de Asia, que se han adaptado bien al campo mexicano en condiciones de terrenos irregulares e inundados, que contienen un alto valor alimenticio.

El presidente de la Unión de Ganaderos de Juchitán, Jorge López Guerra, indicó en entrevista telefónica que son 10 productores en la Asociación Regional de Cría de Búfalo, los cuales están afiliados a la Unión Ganadera del Istmo y a la Confederación Nacional Ganadera (CNG).

Este proyecto piloto forma parte de un programa de carácter demostrativo en donde se están verificando las acciones para mitigar el cambio climático en las comunidades participantes.

En varios municipios, como Ciudad Ixtepec, Santo Domingo Zanatepec, San Francisco Ixhuatán, Santo Domingo Petapa, se desarrolla el programa de reorientación de la ganadería con la creación de modelos agrosilvopastoriles.

En estos modelos, “la agricultura, el bosque y los pastizales conviven en equilibrio con la ecología, con un desarrollo bajo en carbono, lo cual se espera que pueda escalar en el mediano y largo plazos”, dijo.

Los sistemas agrícolas y alimentarios deben adaptarse a los efectos adversos del cambio climático y hacerse productivos y sostenibles, pues es la única manera de garantizar el bienestar de los ecosistemas y de la población rural y reducir las emisiones.

En el marco del Día Mundial de la Alimentación, este 16 de octubre, el mensaje de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) es que “el clima está cambiando. La alimentación y la agricultura también”.

En este sentido, la carne y leche de búfalo proporcionan un valor nutricional superior a los del ganado de cebú, especie que predomina en la entidad, pues el rumiante tiene 40% menos colesterol, 55% menos calorías, 11% más proteínas y 10% más minerales, además de contener omega 3 y ácido linoleico.

En Juchitán hay alrededor de 200 cabezas de búfalo, los cuales se alimentan de pastizales de manera orgánica, para su engorda no necesita ningún químico o alimento especial, como el ganado bovino.

En la lluvia pueden buscar comida bajo el agua y en la sequía consumen los troncos del sorgo, lo que ejemplares del ganado cebú no hacen, expuso el dirigente ganadero.

El “Babalus bubalis”, como se le conoce al búfalo de agua, fue introducido al país en 1996 y actualmente hay unas 50 mil cabezas en todo el país, de las cuales 50% se localizan en el sur.

López Guerra indicó que “el búfalo no sustituye al ganado tradicional, pero es una alternativa, aunque no hay especificaciones para regular su comercialización, por lo que se vende como si fuera cebú y la gente en el mercado piensa que consume res”.

Resaltó la necesidad de regular la venta de leche y carne de búfalo, pues este ejemplar tiene calidad y valores nutritivos superiores, recomendados para personas con diabetes, hipertensión y otras enfermedades, por lo que su precio podría incrementarse.

El ganadero indicó que la crianza del búfalo tiene cuatro propósitos, pues además de la leche y la carne es un animal de tracción y se puede adiestrar como un caballo, para que baile, se acueste y salte, con el fin de entretener a las personas.

Curiosidades
Señaló que esta especie es anfibia, se sumerge bajo el agua cuando llueve, vive en condiciones adversas, se trata de ganado rústico, como el cebú, pero el búfalo es más resistente y dócil, puede ser mascota en la casa, pues no patea, consideró el entrevistado.

Manifestó que su carne es saludable y tiene 40% menos de colesterol, la leche rinde el doble que la de la vaca y tiene más nutrientes, “utilizamos 10 litros leche para un queso y con el búfalo sólo cinco litros”.

“De verdad nos han sorprendido todas las bondades de este animal, aguanta el agua, la sequía y nos da mucha producción, pero la gente, como no conoce el sabor, desconfía”, dijo.

Expuso que debido a su gran potencial proteínico y calidad es una muy buena opción”.

El color de la leche también es diferente, la leche de búfala es más blanca, porque tiene menos cantidad de carotenos. Las búfalas tienen una producción de leche más prolongada, pueden producir durante siete meses que es normalmente cuando se desteta al becerro.

El ganadero planteó que ahora la unión busca instalar un rastro y puntos de venta para el producto con el sello TIF y las especificaciones de la carne de búfalo y sus bondades, por lo que se podrá expender en tiendas departamentales.

Además, proyectan un mercado de productos orgánicos en el que se inserta la carne de búfalo, que interesa a los ingenieros franceses que trabajan en la región de los molinos generadores de energía eólica en Oaxaca.

Actualmente la carne se vende como ganado y no hay ninguna clasificación, por lo que no se puede diferenciar ni aumentar el precio del producto.

También desarrollarán una campaña con degustaciones y taquizas para que los habitantes de la región se familiaricen con la carne y la leche de esta especie y la consuman en mayor medida.

El búfalo se puede preparar como arrachera marinada, Top-sirlon, T-Bone, rib eye y New York, además de salami con queso manchego y choribúfalo.

Un ejemplar de este ganado tiene una vida de 30 años, un rendimiento 100% superior en cuanto a leche, su carne es buena para el corazón y para bajar de peso y tiene múltiples funciones, por lo que luego de cinco años de haber iniciado esta aventura, ahora el ganadero se enfoca en conseguir un protocolo sanitario para expender el producto con las especificaciones de sus bondades.

Llamó a los ganaderos del país a que vean al búfalo de agua como una opción sustentable y pidió dar a conocer a esta especie, para dejarla de ver como un animal exótico y contemplarlo como una especie rústica, que tiene la virtud de una buena memoria, docilidad y se puede tener en casa, responde a los estímulos, como un caballo de alta escuela y se puede adiestrar.

TE RECOMENDAMOS

Loading...
Revisa el siguiente artículo