Policía relata emboscada a militares en Sinaloa

Sin ser identificado por su nombre y cargo, el oficial que participó en el operativo de auxilio a los militares narró la actuación de los agentes

Por La Silla Rota

CULIACÁN.  En el ataque al convoy con 17 elementos del Ejército, en el que cinco militares perdieron la vida y diez más resultaron heridos, la ayuda tardó un máximo de ocho minutos, tiempo en que se formó un grupo de cinco patrullas de la policía municipal de Culiacán, en cuyas unidades fueron trasladados varios de los lesionados a hospitales.

Uno de los oficiales de la corporación que participó en el operativo de auxilio a los elementos de las fuerzas castrenses la madrugada del pasado 30 de septiembre, sobre la carretera México-Nogales, a la altura del fraccionamiento Espacios Barcelona narró la actuación de los agentes.

Sin ser identificado por su nombre y cargo, el agente que dialogó con el oficial de mayor rango del Ejército que fue encontrado entre los 10 lesionados por disparos explicó que como a las 03:25 de la mañana de ese día, el radio operador en turno les notificó disparos en el fraccionamiento Espacios Barcelona.

Dio a conocer que en esos momentos patrullaba la zona conocida como Caseta 4, en la parte suroriente de la ciudad, por lo que llamó a una concentración previa de cuatro patrullas más, para responder al evento, con mayor fuerza.

“Dos minutos después, la radio operadora en turno, volvió a comunicarles que había militares heridos”.

En el lugar del ataque, refirió que encontró tirado herido a un oficial, a un costado de la ambulancia de la Cruz Roja de Badiraguato, al cual le ofreció ayuda para trasladarlo a un hospital, el cual lo inquirió que si se trataba de auxilio seguro.

“Lo subimos en peso a una patrulla y lo trasladamos a la clínica del ISSSTE”.

El agente de la Policía precisó que a cuatro de los militares con lesiones más graves, se les subió a patrullas, entre ellos al que presentaba una lesión de gravedad en una pierna, por lo que tuvo que ser colocado en una tabla, sobre la tapa de la unidad y sostenido por un policía.

Según las investigaciones, la madrugada del 30 de septiembre un convoy con 17 elementos del Ejército que escoltaban a un herido que era trasladado de Badiraguato en una ambulancia de la Cruz Roja fue atacado por un grupo armado, con fusiles Barrett-calibre 50 y granadas.

En el ataque, cinco militares perdieron la vida, diez más resultaron heridos, junto con el paramédico que conducía la ambulancia y el grupo armado rescató al herido, identificado como Julio Oscar Ortiz Vega, alias “El Kevyn”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo