#Confidencial: Claudia Ruiz Massieu busca reconciliación con Hillary

La canciller de México lleva a cabo una estrategia cicatriz con el equipo de Clinton

Por #Confidencial

Emilio Gamboa, coordinador del PRI en el Senado; Roberto Gil, legislador del PAN y el ex presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Alejandro Lunas Ramos, y la presidenta del PRD, Alejandra Barrales, fueron los “ganones” en la designación de los siete magistrados del TEPJF, árbitros que calificarán la elección presidencial de 2018. Resulta que ayer, la cámara alta designó a quienes ocuparán estas vacantes, pero se ventiló que todo fue un “repartidero” de asientos entre PRI, PAN y PRD. A la ahora magistrada electoral, Mónica Soto Fragoso, se le relaciona con Gamboa; a Felipe de la Mata con Luna Ramos; a Reyes Rodríguez Mondragón con Roberto Gil; y a Janine Otálora con Barrales.

Luis Enrique Miranda Nava, secretario de Desarrollo Social, no bajará la intensidad de la entrega de “apoyos sociales” que la oposición ha señalado como parte de una estrategia electoral, con miras a los comicios del próximo año. El mexiquense, durante una gira por Guanajuato, dijo que dar “apoyos” no garantiza el triunfo electoral, por lo que seguirán estas entregas y pese a los señalamientos de “mano sucia”.

Claudia Ruiz Massieu, canciller de México, lleva a cabo una estrategia cicatriz con el equipo de Hillary Clinton y para ello ha pedido a varias personalidades mexicanas y estadounidenses cercanas a la candidata demócrata ayuda para llegar a ella. Resulta que Ruiz no ha sido bien recibida en el equipo Clinton y aunque ha hablado a nombre del gobierno mexicano no ha sido escuchada. Tal vez tenga qué ver que algunos ex embajadores de México en Estados Unidos simplemente le han hecho vacío ante lo que consideran que fue un error diplomático mal calculado cuando la visita de Donald Trump a México.

El Senado de la República se guarda una carta con respecto al tema de seguridad. Los partidos de oposición consideran que se debe abrir un debate extenso y con participación de la sociedad civil para determinar si fue una buena decisión o no la unificación de las tareas de seguridad pública en las de la Secretaría de Gobernación. Nos aseguran que los números rojos sobre homicidios, asaltos, extorsión y secuestros son cada vez más preocupantes y la cadena de reporte sólo ha crecido en una dependencia que, de por sí, tiene muy llena la agenda.

TE RECOMENDAMOS:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo