Me voy a someter a revocación de mando: Ricardo Monreal

El delegado de Cuauhtémoc dice que ya solicitó al INE el procedimiento en el que sus gobernados decidirán si se queda o se va

Por Jennifer Alcocer Miranda

Ricardo Monreal, jefe delegacional de Cuauhtémoc, escritor, aspirante a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México y amante de los tacos, asegura que aunque es iluso pensar en eliminar por completo la corrupción su compromiso sigue en combatir este tema lo más que se pueda

 

¿Cómo es un día normal para el delegado?

– Un día normal, de los seis días, es levantarme entre 7:00 y 7:15, salgo de mi domicilio a las 8:00 am por muy tarde, comienzo actividades a las 8:30, hago reuniones o entrevistas conforme la agenda o podría levantarme más temprano, sin excepción.

De las 7:00 de la mañana a las 11:00 de la noche es lo cotidiano: desayunos y comidas de trabajo, cenas casi no acepto. Termino labores a las 9:00 de la noche, cuando puedo, dos días a la semana o tres voy un rato al gimnasio de 9:00 a 10:00. Leo de 10:00 a 11:30 diario.

 

¿Cuál es la problemática diaria que atiende?

– Los problemas que debo de atender todos los días son vía pública, comercio ambulante, quejas vecinales, antros, establecimientos mercantiles, tengo cerca de 40 mil establecimientos mercantiles. Está el corredor bursátil más importante del país en Reforma, tengo el Centro Histórico, tengo Bellas Artes, Monumento a la Revolución, los poderes de la Unión, Palacio Nacional, Palacio de Gobierno, Poder Legislativo, Senado de la República, (Suprema) Corte de Justicia, Poder Judicial. Tengo todos los poderes en la delegación y lo ingrato es que nos tratan como una delegación de 530 mil habitantes que son los que vivimos en la demarcación, entonces somos 5 millones, es decir, diez veces más las que tenemos que atender diario en materia de seguridad, de basura, de espacios públicos, de energía a de electricidad, pero ésta es la única delegación que tiene que atender 5 millones de personas diarias.

 

¿Cómo ha llevado la coordinación con el gobierno central?

– Es difícil, porque a veces los secretarios actúan más papistas que el papa, a veces tengo más dificultades con los secretarios que con el propio Jefe de Gobierno, porque piensan que tratando mal a la delegación van a tener altos sus bonos con el Jefe de Gobierno. Conmigo (Miguel Ángel Mancera) se ha portado de manera muy respetuosa, institucional y no tengo confrontación con él, pero obviamente el presupuesto asignado por la Asamblea no te representa ningún alivio, entonces esta relación yo tengo que hacerla lo mejor posible, una relación institucional difícil y compleja, pero entiendo muy bien mi papel como jefe delegacional y lo entiendo en la coyuntura con dificultades en el gobierno local y federal y con adversarios reales y adversarios políticos duros. 

 

¿Cómo ve a los otros gobiernos delegacionales de Morena?

– Aquí le garantizo que vamos a hacer 10 veces más obras que el anterior gobierno en parques, jardines, mercados, aquí tenemos muchísima obra en calles y banquetas, espacios públicos, mercados, Cendis, incluso en edificios públicos. Las otras delegaciones de Morena han estado trabajando, pero obviamente no tengo tanto conocimiento porque estoy dedicado de tiempo completo a la delegación, todo el día ando aquí, no descanso, no salgo. El domingo no salgo, pero leo más de hora y media en la noche. Si pudiera leería más, a mí me gusta mucho escribir y leer y últimamente he dejado de escribir.

 

¿Qué escribe?

– Escribo libros, tengo doce, el último que está en editorial se llama “Economía del Delito” y debe salir en lo próximos días, ‘halago en boca propia es vituperio’, pero me gustó mucho por la investigación que realizamos y estoy en un libro que me interesa escribir sobre el momento actual que vive la Ciudad de México sobre lo que yo le llamo rebelión ciudadana, trata de explicar los motivos por los cuales hay una polarización cada vez más creciente y una participación cada día mayor de ciudadanos frente a la autoridad, pero también ha crecido la desconfianza de ciudadanos hacia la autoridad, frente a los inversionistas, desarrolladores, de desarrolladores frente a la autoridad, es decir, es un momento de polarización marcado por la desconfianza entre todos y la CDMX vive ese momento de rebelión y de inconformidad.

 

Dentro de las características de la delegación, ha teñido tropiezos o escándalos

– El más significativo es el del ex director jurídico y de gobierno, pero todavía falta aclararlo, yo si creo que hubo una campaña mediática del PRI y un sector del PRD que aprovechó esta circunstancia para golpearme a mí de manera directa, aunque haya sido mi colaborador y no tengo nada que ver con eso. Tenemos más de 11 mil trabajadores y más de 350 funcionarios de estructura, si uno comete un error y se le comprueba un delito, pues que se le castigue. Nosotros no lo vamos a proteger, pero fue una campaña orientada a pegarme, a golpearme y desprestigiarme de manera personal, yo espero que pronto se aclare.

 

¿Afectó a la imagen de la delegación y del delegado?

—Claro, tuvo ese propósito. Yo no estoy ajeno y cierro los ojos y me tapo con vendas la realidad, no lo hago porque yo soy muy claro con lo que hago y he hecho en mi vida, que está muy caminada por senderos accidentados. Ha sido (una vida) de adversidades desde que tengo uso de la razón, yo voy a ajustar 40 años en la actividad pública, empecé muy joven desde líder juvenil, líder en la universidad, consejo estudiantil, he sido tres veces diputado federal, dos veces Senador y Gobernador y ahora jefe delegacional. Levantarme y recuperar la confianza de los ciudadanos en un año es muy complicado, pero lo estoy haciendo poco a poco y gradualmente. Lo voy a lograr porque es un reto, voy a dejar sentadas las bases para que nunca vuelva a pasar lo que pasó y me voy a someter a revocación de mando, es un compromiso que hice y ya lo solicité al INE.

 

¿Buscará la jefatura de Gobierno?

-Sí claro, lo he dicho, sin que distraiga mi función desde que fui candidato a jefe delegacional. Afirmé y sostuve que si votaban por mí no esperaran a que terminara el mandato, que iba a buscar el gobierno de la ciudad, estoy preparado para eso, tengo la experiencia y sé cómo sanar esta ciudad y por esa razón estoy empeñado en hacer un trabajo que sea calificado por lo habitantes de la delegación para poder participar en el proceso de jefe de Gobierno en 2018

Retos para el segundo años?

–Me voy a someter a revocación de mando, es un compromiso que hice y ya lo solicite al INE.

¿Cómo será este procedimiento?

-A los 18 meses, el IEDF organiza una consulta ciudadana de la delegación y organizan urnas, representantes, se organiza y la gente va a votar si debo o no permanecer en el cargo y me he comprometido a que sea vinculante. Es decir, no hay una figura en la Constitución, ni en la ley, pero yo he señalado a que se haga una Asamblea Ciudadana en donde me obligó a que los resultados los acataré y no tengo ninguna dificultades.

Si la mayoría de los que vivimos aquí opina que debo de irme, debo de irme. Son los riesgos de la democracia y ya le he escrito al órgano electoral, los 18 meses se cumplen en marzo próximo y se puede organizar en abril y mayo dar los resultados y te vas o te quedas, he hecho mucho esfuerzo con todos mis colaboradores pero la ciudadanía es la que debe de opinar y estoy dispuesto a esto.

 

¿No ve complicaciones?

 

-Se pueden juntar todos los adversarios y les doy la oportunidad de que se junten, pero no importa, la gente es muy sabia y yo confío en ellos. En marzo lo voy a hacer.

 

¿En seis años le alcanzaría para sanar la ciudad?, ¿por dónde empezaría?

No me alcanzaría, pero también fijaría reglas, tiene muchos años que la ciudad está enferma y urge una atención inmediata. Un combate a la corrupción es lo que se necesita en todas partes. Pero además servicios, medio ambiente, movilidad, desarrollo sustentable, vivienda, es impresionante.

 

¿No ve complicaciones?

—Se pueden juntar todos los adversarios y les doy la oportunidad de que se junten, pero no importa, la gente es muy sabia y yo confío en ellos. En marzo lo voy a hacer.

 

¿Qué le gusta leer?

—Ahorita terminé un libro que se llama La Política y el Sentido Común, de José Nun, me parece muy buen libro y explica muy bien el tema de Los Indignados, la crisis del modelo global económico y de cómo están surgiendo inconformidades sociales en México y el mundo. 

 

¿Cómo fijar las bases para que no vuelvan a saquear la delegación?

—Yo he interpuesto más de 100 denuncias ante la Procuraduría, en la Contraloría y nada, están en total impunidad todos los que se fueron, no hubo rendición de cuentas y estamos en un proceso muy lamentable. 

 

¿Comida favorita?

– Gorditas y tacos.

 

¿Hasta callejeros?

– Lamentablemente soy de la cultura del taco.

 

¿Pasatiempo?

– Leer y permanecer en ejercicio público, ya llevo 40 años.

 

¿Creyente?

– Soy devoto del Santo Niño de Atocha.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo