HRW pide presionar a Maduro para que afronte crisis humanitaria

La organización Human Rights Watch realizó un estudio de la gran crisis humanitaria que se vive en Venezuela y pidió presión internacional a Maduro

Por EFE
Demócratas comparan a Trump con Hugo Chávez

 La organización Human Rights Watch (HRW) urge a que haya una “fuerte presión internacional”, y en particular de la región, para que el Gobierno del presidente Nicolás Maduro tome “medidas inmediatas” para abordar la “profunda crisis humanitaria” en Venezuela, en un extenso informe divulgado hoy.

“El Gobierno venezolano ha parecido más rotundo en negar la existencia de una crisis humanitaria que en trabajar para resolverla”, enfatizó José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW.

A su juicio, eso “ha contribuido al sufrimiento de muchos venezolanos que ahora luchan cada día para obtener acceso a una atención sanitaria básica y nutrición adecuada”.

Para elaborar el informe, en el que denuncia la “grave escasez” de medicinas y alimentos en Venezuela, así como la respuesta “inadecuada y represiva” del Gobierno, la organización de derechos humanos entrevistó en junio pasado a más de 100 personas en Caracas, la capital, y seis estados venezolanos.

Los investigadores entrevistaron a profesionales del sector sanitario, pacientes con distintas enfermedades, personas que hacían fila en supermercados para comprar, defensores de derechos humanos y exdetenidos por protestar contra la escasez, y visitaron ocho hospitales públicos, un centro de salud y una fundación que da atención médica.

Según Vivanco, sin una “fuerte presión internacional”, las “dramáticas consecuencias de la crisis humanitaria que Venezuela está enfrentando solo pueden empeorar”.

Por ello, en su informe de 67 páginas, HRW considera necesario que los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) mantengan “una supervisión estrecha y continua” de la situación, hasta que el Gobierno de Maduro “muestre resultados” en el manejo de la “crisis humanitaria y política”.

Además, las agencias humanitarias de Naciones Unidas “deberían publicar una evaluación independiente de la magnitud y el impacto de la escasez, así como de lo que se necesita para hacerle frente”, señala HRW.

Por su parte, el Gobierno venezolano “debe tomar medidas inmediatas y urgentes para articular y llevar a cabo políticas eficaces para abordar la crisis, incluido pedir ayuda humanitaria internacional”, agrega la organización, que urge también al Ejecutivo de Maduro a “dejar de intimidar y castigar a los críticos”.

En el informe, HRW destaca, asimismo, que en los casos en que el Gobierno de Maduro ha reconocido la escasez la ha atribuido a una “guerra económica” en su contra orquestada por “la oposición política, el sector privado y potencias extranjeras”.

En su investigación, HRW cita una encuesta de agosto pasado realizada por una red de más de 200 médicos que reveló que el 76 % de los hospitales públicos donde trabajaban “carecía de medicamentos básicos”.

Mientras, la tasa de mortalidad materna durante los cinco primeros meses de 2016, según el Ministerio de Salud venezolano, fue un 79 % mayor que las últimas cifras oficiales disponibles, que datan de 2009.

Otro informe interno de ese ministerio venezolano consultado por HRW revela que la tasa de mortalidad infantil entre enero y mayo pasado fue un 21 % superior a la del mismo periodo de 2015.

En cuanto a la escasez de alimentos, los investigadores de HRW fueron testigos de las “largas filas” en los supermercados, que “con frecuencia” se quedan sin existencias mucho antes de que todo el mundo haya podido adquirir algo.

Varios médicos, líderes comunitarios y padres manifestaron a los investigadores de HRW que estaban comenzando a advertir síntomas de malnutrición, especialmente en niños.

Entre los testimonios incluidos en el informe figura el de los padres de Carol Jiménez, que residen en Valencia (estado Carabobo) y desde mediados de 2014 encuentran “extremadamente difícil” adquirir insulina y bandas para medir los niveles de azúcar en sangre de su hija, de 9 años y que padece diabetes.

Otro caso es el de Sandra Silva, del estado Táchira y que lleva más de un año sin encontrar acetaminofeno o paracetamol para su hijo, quien tiene con frecuencia fiebre alta con convulsiones.

El informe de HRW se ha divulgado en un momento de máxima tensión en Venezuela, dado que la Asamblea Nacional, de contundente mayoría opositora, se ha rebelado contra Maduro y amenaza con un posible juicio político para destituirlo.

Además, el Poder Electoral decidió la semana pasada suspender el referendo que venía impulsando desde hace meses la oposición para revocar este año el mandato de Maduro.

 

TE RECOMENDAMOS: 

Nicolás Maduro reprime marcha masiva opositora en Venezuela

 

PARA LEER EL REPORTE COMPLETO DE Human Rights Watch DA CLIK AQUÍ

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo