Reforma a Ley de Víctimas es una simulación, Miranda de Wallace

La presidenta de la Asociación Alto al Secuestro advierte que las reformas a la ley no incluyen protección a las víctimas

Por Fabiola Ayala

Las reformas a la Ley General de Víctimas son una simulación porque siguen sin reglas que garanticen la protección a los agraviados, advirtió Isabel Miranda de Wallace, presidenta de la Asociación Alto al Secuestro.

“Es una simulación, realmente no están protegiendo a las víctimas, siguen dejando a millones sin protección. Me parece un doble discurso del Senado decir que están legislando para proteger a las víctimas, no es cierto”, expresó durante una entrevista en el programa Agenda Política de Foro Tv.

Por ejemplo, mencionó que la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) ya sea nacional o local están obligadas a atender las peticiones para los afectados, pero sólo se atiende si la estatal no tiene fondos y si se compromete a resarcir el importe.

Abundó que el presidente Enrique Peña Nieto, “había empeñado su palabra en dar protección a las víctimas del delito, no se si no su partido no se enteró de este compromiso, porque lo que se está viendo es que se va a votar un proyecto en el que no hay equidad para la víctimas”.

Miranda de Wallace hizo hincapié en que no se debe poner en el mismo nivel a las víctimas del delito con las víctimas en materia de derechos humanos.

“Lo que debe quedar claro es que quien viole un derecho debe tener un costo político, jurídico y económico”, apuntó.

Actualmente, dijo, hay reglas muy diferentes, pues a las víctimas del delito se les pide que se esperen a que haya sentencia para dar ayudas –transporte, apoyo médico y seguridad, entre otros–; mientras que a las víctimas de derechos humanos se los dan sin tener sentencia.

Reclamó que los afectados por un delito no cuentan con un abogado victimal, tal como ocurre con los procesados.

Propuesta
La senadora del PRI, Cristina Díaz presentó una iniciativa de reformas a la Ley General de Víctimas que propone que los órganos de procuración de justicia provean a las víctimas de delitos, de asesoría jurídica gratuita y se les brinde protección.

Ello contempla medidas como protección a la intimidad, vigilancia domiciliaria, la prohibición de que el agresor se acerque o comunique con las víctimas y reparación integral de los daños, entre otras.

En el caso de violaciones a los derechos humanos, los agraviados tendrán derecho asegurar las medidas de protección “cuando así se haya determinado”, asistencia diplomática o consular cuando tengan otra nacionalidad y al acceso efectivo a la justicia.

TE RECOMENDAMOS

Loading...
Revisa el siguiente artículo