Autos más seguros en AL evitarían 40 mil muertes a 2030

Un estudio del BID y Global NCAP señaló que esto ocurriría si el Gobierno fuera más exigente y la industria automotriz más cooperativa

Por Israel Zamarrón

Si en los cuatro principales mercados de América Latina (Argentina, Brasil, Chile y México) se vendieran autos con mejores estándares de seguridad, se podrían evitar 40 mil muertes por accidentes de tránsito a 2030, concluyó un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

De acuerdo con ese cálculo, los datos a detalles indican que en Argentina podrían evitarse hasta mil 400 muertos a 2030; 750 en Chile; tres mil 500 en México; y 34 mil en Brasil, donde se estima que fallecieron más de 10 mil personas en accidentes de tráfico solo en 2010.

El documento, elaborado en coordinación con Global NCAP -certificadora de seguridad en vehículos- y publicado este miércoles, denuncia que los fabricantes de autos de la región venden los mismos modelos que en Europa y Estados Unidos, pero con peores estándares de seguridad.

TAMBIÉN PUEDES LEER

En México circulan autos menos seguros que en Europa, afirman

De esta manera, quienes compren un auto nuevo en México, estarán tan seguros como en uno comprado en la Unión Europea en el 2000, alerta el estudio del BID, organismo que llamó a los gobiernos nacionales a tomar medidas más estrictas para reforzar la seguridad de las unidades.

El anuncio del estudio se dio el mismo día en que Nissan anunció el fin de la producción de su vehículo Tsuru para 2017, debido a que ese modelo no cumple con las especificaciones técnicas de seguridad para autos nuevos de la Norma 194.

El 14 de septiembre Publimetro publicó que Latin NCAP criticó que dicha norma dota a la industria automotriz de cuatro años, ya que entra en vigor en 2020, para cumplir con regulaciones exigidas como prueba de impacto frontal, lateral y frenos ABS, pero se queda “muy por detrás de países como Ecuador, Brasil y Argentina”.

El estudio del BID menciona “sabemos que los fabricantes de automóviles puede, pero no cooperan. Por ello los gobiernos tienen que actuar ahora para salvar las vidas de sus ciudadanos, que merecen los mismos niveles de protección europeos o estadounidenses.

Sobre la critica del BID a la industria automotriz, en septiembre pasado el secretario general de Latin NCAP, Alejandro Furas, relató que la norma mexicana iba a ser publicada en 2014, pero fue retrasada debido a la presión que habría ejercido la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) al Gobierno mexicano para demorar y flexibilizar la regulación.

“La historia es que en enero de 2014 en la norma estaba el impacto frontal y lateral y el gobierno tenía intención de publicar eso en julio de ese año. En abril de 2014 la AMIA pide que se eliminen esos dos requerimientos. En mayo de 2014 se mantiene el pedido de la AMIA para eliminar el choque frontal y lateral”, que “en Europa esto es obligatorio desde el año 1994”, comparó.

En resumen, arremetió entonces Furas, este tema “debería poner en vergüenza para el Gobierno de México. Más que nada porque la industria mexicana tiene una gran capacidad de producción de altísima calidad en seguridad para otros mercados, ¿por qué aquí no?”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo