¿Afecta a la salud el Horario de Verano en México?

Algunas personas reportan mayor propensión a las gripes, así como trastornos alimenticios y digestivos. La UNAM estudia cómo altera los ciclos del sueño.

Por Fabiola Ayala

A más de 20 años de haberse implementado el programa del Horario de Verano, algunos ciudadanos sienten que les ha provocado propensión a las gripes, así como trastornos alimenticios y digestivos.

Un estudio efectuado en 43 estudiantes de licenciatura y de maestría en Psicología en la Ciudad de México, 48.7% señaló que los principales problemas que percibieron por el cambio de horario fueron gripes, somnolencia, trastornos alimenticios y digestivos, desorganización de su ritmo biológico, dolor de cabeza, nerviosismo, falta de descanso reparador porque se duermen más tarde y despiertan más temprano, según refiere la revista de la Facultad de Medicina de la UNAM.

Sin embargo, aún no hay datos precisos sobre los daños que provoca el programa del Horario de Verano y por ello la Clínica de Trastornos del Sueño de la  Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) realiza un estudio para determinar si hay afectaciones o no por esta variación que dura seis meses en México.

Ulises Jiménez Correa, responsable de la clínica comentó que existen opiniones encontradas sobre las posibles repercusiones en la salud que tras el cambio de horario cada año y, sobre todo, en los patrones del sueño.

Añadió que es posible modificar el ciclo sueño-vigilia, pero no se pueden pasar por alto algunos efectos adversos que el cambio de horario y los tiempos de exposición a la luz ambiental provocan en el organismo.

Jiménez puntualizó que las principales repercusiones con el Horario de Verano, según reporta la gente, son síntomas de mala calidad del sueño, somnolencia y cansancio; pero esto se ha observado principalmente en pacientes con trastornos del sueño, como insomnio; que trabajan de noche o tienen rotación de turnos.

En cuanto al de Horario de Invierno, reconoció que aún se desconoce si tiene alguna implicación directa sobre la calidad del sueño y la sensación de bienestar durante el día.

Además, estableció que en esta época del año recibimos menor exposición a la luz y disminuye la temperatura ambiental, lo que puede afectar nuestro estado de ánimo y descanso.

El estudio
Los datos del estudio fueron recopilados a través de internet en el sitio https://sites.google.com/site/horariodeverano2016/.

Ahí, los voluntarios contestaron algunos cuestionarios y la información recabada fue tratada con confidencialidad, informó la UNAM a través de un comunicado.

Rafael Santana Miranda, fue el responsable médico en la sede del Hospital General de México y Mauricio Ruiz Morales, el de Ciudad Universitaria.

Datos
– Quintana Roo y Sonora son los únicos estados que no aplica el programa del Horario de Verano.

– Sonora lo implementó sólo un año, pero las autoridades decidieron no hacerlo más porque algunos médicos argumentaron que causó repercusiones en la salud, tales como menor frecuencia de desayuno entre menores de clase media baja, lo que derivó en hipoglucemia, cefaleas, náuseas y mareos.

– Detectaron que a los menores les lleva dos meses adaptarse al cambio de horario, el cual consiste en adelantar una hora el reloj –de abril a octubre–, y después volver al horario habitual. Ello para aprovechar la luz de día.

Contenido relacionado:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo