Transparencia pondría en riesgo competitividad de Pemex y CFE

En julio de 2014 el Senado aprobó leyes en las que se estableció que Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Eectricidad dejaban de ser paraestatales, esto como parte de la reforma energética

Por Oscar Santillán

La conversión de Pemex y CFE a empresas productivas del Estado abrió un nuevo debate entre qué información puede ser pública y cuál debe resguardarse, ya que ahora dichas empresas compiten en el sector energético por lo que dar a conocer toda su información podría generar ventajas ante sus competidores.

Así se discutió en el seminario Filiales y subsidiarias de PEMEX Y CFE: Obligaciones de Transparencia y Rendición de Cuentas que realizó el Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI).

Jorge Eduardo Kim, director jurídico de Pemex expuso que ahora Petróleos Mexicanos compite en el sector energético por lo que tendrá que cuidar la información que transparenta.

“Podríamos estar dando información equivocada a los participantes (en los procesos de licitaciones) Sin duda Pemex se maneja bajo la premisa de la máxima apertura, con ciertas limitaciones como cualquier otra empresa”, enfatizó.

Benjamín Contreras Astiazarán, comisionado de la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE), dijo que en el tema de las licitaciones, de darse a conocer de manera “muy oportuna” la información, se podría contrariar el principio de la libre competencia.

“Ahí es donde entran los conflictos de que la Constitución y las leyes nos mandatan la rendición de cuentas, pero a veces sino tenemos cuidado con el diseño de las licitaciones y sobre cómo se hace pública la información o en qué momento, podemos contrariar principios de competencia en este tipo de licitaciones”, comentó.

En tanto, Miriam Grunstein Dickter, investigadora del CIDE argumentó que se debe realizar un esfuerzo conjunto para que se publicite la información sobre las licitaciones que realicen Pemex y CFE, debido a argumentó que la falta de transparencia alimenta la falta de gobernanza.

“(La competitividad) es un buen principio pero puede ser sujeto de abuso. Las ventajas competitivas pueden ser manipuladas por la empresas para no revelar información”, advirtió.

En entrevista posterior con Publimetro, Grunstein señaló que se deben definir qué son los secretos comerciales e industriales y lo que verdaderamente puede ser una ventaja competitiva.

“Esto para evitar la opacidad basada en la supuesta necesidad de ocultar información que puede ser valiosa, especialmente cuando se está explotando recursos públicos como la electricidad y el petróleo”, concluyó.

 

TE RECOMENDAMOS:

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo