¿Cómo está México en aviación civil?

Hoy se conmemora el Día de la Aviación Civil Internacional y por ello se hace un llamado a que México concrete la de Agencia Federal de Aviación Civil y renueve los esquemas de mantenimiento de las aeronaves.

Por Fabiola Ayala

México tiene algunos rezagos en materia de aviación civil y uno de ellos es concretar la operación la entidad encargada de evaluar los accidentes de transporte.

En entrevista con Publimetro, Mario Aguilera, secretario general de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA), mencionó que el país necesita concretar la operación de la Agencia de Investigación de Accidentes de Transporte que trabajará de forma desconcentrada.

En el marco del Día de la Aviación Civil Internacional recordó que es un proyecto que está en la mesa de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), el cual incluye la creación de la Agencia Federal de Aviación Civil y el Instituto de Capacitación en Materia Aeronáutica.

De esta forma, la Agencia Federal de Aviación Civil sustituiría a la Dirección General de Aeronáutica Civil, dependiente de la SCT, bajo un órgano administrativo desconcentrado, con autonomía técnica y operativa.

El 26 de enero de 2015, el Gobierno federal decretó cambios en la Ley de Aviación Civil y en la Ley de Aeropuertos, que incluyó, entre otras reformas, la creación de Agencia Federal de Aviación Civil.

Dicho proyecto se gestó desde hace tres años, pero aún no se ha concretado, por ello es que el piloto y líder sindical, Mario Aguilera hizo el llamado a que se concrete para estar a la vanguardia con las regulaciones internacionales como Estados Unidos.

Regulación para aviones viejos

El diputado federal del PAN, Jorge López Martín propuso modificaciones a la Ley de Aviación Civil para que se prohiba la operación de los aeronaves de uso comercial con más de 20 años de antigüedad.

También busca otorgar una atribución más a la SCT para contar con una estadística básica que permita visualizar y asegurar las condiciones de la flota aérea mexicana.

Se estima que en 2015, 40.5 millones de pasajeros nacionales y extranjeros hicieron uso de los aeropuertos y las aerolíneas comerciales mexicanas, según cifras de la SCT y el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

En la propuesta, el legislador refirió que la SCT reportó que en 2013 ocurrieron 89 accidentes en aeropuertos del país, de los cuales 16 estuvieron relacionados con vuelos comerciales, cuando el promedio mundial en ese mismo año se situó en 56 accidentes aéreos.

Añadió que la mayoría de estos accidentes son a causas imputables del concesionario o permisionario, por sobrepeso de la aeronave o por la falta de mantenimiento o del seguimiento en los controles de seguridad.

Al respecto, el profesor del posgrado en Ingeniería Aeronáutica del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Roberto Ayala señaló que nuestro país tiene un rezago en esquemas de mantenimiento de aeronaves de hasta 30 años, por lo que es necesario que haya mayor capacitación en la materia.

Dijo que una de las opciones es hacer eficiente el reciclaje de partes de aeronaves, bajo estándares internacionales que permitan eliminar las flotas de aviones abandonadas, así como sacar de circulación las más deterioradas o que ya no pueden volar.

Sobre accidente del Chapecoense

El piloto Mario Aguilera comentó que el reciente accidente que tuvo el avión Avro RJ85 en las inmediaciones del Aeropuerto Internacional José María Córdova de Colombia pudo deberse a una falla técnica.

Explicó     que las regulaciones en materia aérea son muy estrictas para todos los involucrados en un vuelo, desde la tripulación, controladores de vuelo y quiene se involucran en el plan de vuelo.

Consideró que sería muy arriesgado que el piloto haya decidido volar sabiendo que no contaba con el combustible necesario para volar.

Lo anterior, porque se ha dado a conocer que previo al percance, el piloto de la aeronave que transportaba al equipo de futbol Chapecoense, reporteros y otros pasajeros refirió que no contaba con combustible.

Aguilera refirió que uno de los requerimientos mínimos de un plan de vuelo es calcular la cantidad de turbosina (combustible) necesaria para el tiempo de recorrido.

Dicho requerimiento contempla tiempo adicional de vuelo por alguna adversidad climatológica, el probable aterrizaje en un aeropuerto alterno, así como un sobrevuelo en dicha sede por determinada contingencia que impida aterrizar.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo