En fiestas decembrinas 50% de ex adictos vuelve a fumar

Especialistas coinciden en que los pacientes se dejan llevar por el ambiente festivo y recaen en la adicción al cigarro.

Por Fabiola Ayala

Las fiestas decembrinas son un pretexto para que 50% de los ex adictos al tabaco vuelva a fumar, debido a que se deja llevar por los excesos de las celebraciones, refirió Juan Zinser Sierra, presidente del Consejo Mexicano contra el Tabaquismo.

El especialista explicó que para mucha gente la llegada de este tipo celebraciones es motivo para dejar de cuidar la salud en muchos aspectos, y la recaída en las adicciones no queda fuera.

Alertó que la tentación para volver a fumar se presenta tanto en pacientes que tienen meses de haber dejado el cigarro o años, así como entre quienes no llevan un tratamiento contra la adicción y recurren a la automedicación.

Zinser Sierra abundó que la idea no es alejarse de las fiestas decembrinas o dejar de divertirse, sino tener cuidado con el consumo de tabaco u otras sustancias, pues la dependencia es una “enfermedad muy traicionera”.

“Mucha gente en esta época del año puede recaer, hay quien ha dejado de fumar durante meses o años y en estas fechas recaen, debemos tener cuidado de no volver a caer en esta adicción, pensemos también en los beneficios que dejar de fumar trae a quienes están alrededor de personas fumadoras”, manifestó.

Alerta por menores

Al respecto, Juan Núñez Guadarrama, coordinador de la Alianza Nacional para el Control del Tabaco (Aliento) dijo que en diciembre también baja la afluencia de personas que acuden a los grupos de apoyo para dejar de fumar.

Recordó que se estima que en México hay 17.2 millones de fumadores y que el consumo promedio es de siete cigarrillos al día por persona; de ahí la importancia de no ser en la tentación.

Núñez Guadarrama apuntó que el tabaquismo, el consumo nocivo de alcohol, la inactividad física, junto con la obesidad y el sobrepeso constituyen los cuatro principales factores de riesgo para contraer alguna o varias de las enfermedades no transmisibles, que matan a ocho de cada 10 personas en el mundo y en el país.

“En plenas posadas y otros festejos de fin de año podemos disfrutar con mesura, siendo selectivos; no haciendo lo que regularmente no acostumbramos a lo largo del año: fumar, beber y comer en exceso, además de olvidar la activación física”, dijo.

Incluso llamó a los adultos a no fomentar el consumo de tabaco entre los menores con acciones como encender cigarrillos o regalar presentaciones de chocolate.

“Olvidémonos pues de regalar cigarros de chocolate a los menores o de pedirles que nos enciendan nuestro cigarrito, como un hecho gracioso y ocurrente, pues en realidad los estaríamos educando para fumar. Evitemos también hacer que los pequeños brinden con nosotros con una copita dulcecita de rompope o de sidra, por la misma razón”, ”, señaló.

Con respecto al uso de los cigarros electrónicos o pipas de agua para tratar la adicción, Nuñez Guadarrama comentó que no son recomendables, porque suministran cantidades superiores de nicotina a las de un cigarro común.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo