logo

Motivada por el dolor de haber perdido a un familiar después de sufrir una insuficiencia renal, la adolescente keniana Caroline Wambui ha desarrollado una aplicación llamada Life Pocket que sirve para la donación de órganos. EFE