No cobrar tenencia vehicular en el país es un error: ITDP

La reactivación del impuesto podría generar menos dependencia a energías no renovables y que son más contaminantes, expusieron especialistas

Por Oscar Santillán
La decisión de condonar la tenencia es una medida electoral que incrementa el parque vehicular. | Foto: Cuartoscuro.
No cobrar tenencia vehicular en el país es un error: ITDP

Ante el incremento al precio de los combustibles en 2017 es necesario que se implementen políticas para desincentivar el uso del automóvil y con ello disminuir el consumo de gasolina, de acuerdo con especialistas consultados por Publimetro.

De esta manera, cobrar de nueva cuenta la tenencia vehicular generaría recursos para mejorar el transporte público masivo del país y, al mismo tiempo, se desalentaría la compra de coches. Sin embargo, el pasado jueves el Gobierno de la Ciudad de México anunció que subsidiará al 100% la tenencia a los vehículos con valor de hasta 250 mil pesos; mientras que estados como Coahuila y Veracruz eliminaron este impuesto.

Bernardo Baranda, director para Latinoamérica del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP por sus siglas en inglés) expuso en entrevista que desde que se eliminó el cobro de la tenencia se ha contribuido al incremento del parque vehicular en el país y en mayores afectaciones a la calidad del aire.

“Recuerdo, por ejemplo, que en la Ciudad de México la tenencia se usaba para invertirle al Metro, cosa que ya no ocurre por estas decisiones populistas en detrimento de los que no tienen auto, porque se dejó de invertir en transporte público”, apuntó.

Por ello, Baranda apoyó el hecho de que se vuelva a cobrar la tenencia, siempre y cuando, puntualizó, se etiqueten recursos para impulsar el transporte masivo y señaló que los gobiernos de los estados que han anunciado la eliminación del cobro de la tenencia como Coahuila y Veracruz se dirigen en la dirección equivocada.

“Además se subsidia a los estratos con mayor poder económico en la sociedad. Entonces, es un impuesto regresivo y para los que no tienen auto los acabas fastidiando más”, agregó.

La forma de cobrar la tenencia podría variar en función de la cilindrada del auto o de su valor comercial; no obstante, el director para Latinoamérica del ITDP comentó que en algunos países se cobra alrededor del 10 o 20% del valor del auto.

En tanto, Areli Carreón, consultora de movilidad en Greenpeace y miembro fundador de Bicitekas A.C., argumentó que es fundamental –antes de que se realice el cobro de la tenencia– la creación de incentivos positivos como excepciones de impuestos a las personas que usen bicicleta en sus traslados al trabajo.

“La tercera pata (…) es establecer una batería de incentivos negativos y esos son precisamente los cargos por congestión, los cobros incrementados para el estacionamiento, los parquímetros o el cobro de la tenencia para desincentivar el uso del auto”.

“Ahora, esas determinaciones son atribuciones del gobierno federal. Lo que es una incongruencia es elevar el precio de la gasolina y no conseguir que esos recursos adicionales o acordes a los precios internacionales de los combustibles se dirijan estratégicamente a la construcción de opciones de movilidad sustentable en todo el país”, comentó.

Para Carreón, la decisión de condonar la tenencia es una medida electoral que no advierte el peligro que genera: el incremento del parque vehicular en las ciudades del país.

“Hay una poca comprensión de lo que se necesita hacer en términos globales para disminuir las emisiones contaminantes y mejorar la movilidad. Estas propuestas ganan votos, pero no se fijan en el largo plazo y no piensan qué va a ocurrir si se sigue subsidiando a los usuarios del auto. Y lo que no tenemos coche tenemos que aportar a quienes les condonan la tenencia”, concluyó.

La tenencia en la CDMX

De acuerdo con la Gaceta Oficial de la capital, los propietarios, ya sean personas físicas o morales, de autos con valor  de hasta 250 mil pesos podrán obtener el subsidio del 100% de la tenencia. La vigencia de la condonación aplica desde 1 de enero al 31 de marzo.

Sin embargo no siempre fue así. Y es que en 2011, el en ese entonces jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard declaró a medios que de eliminarse ese impuesto vehicular no se podría subsidiar al Metro, lo cual derivaría en el incremento de la tarifa que en ese año era de tres pesos; sin embargo, en 2012 se estableció que sólo los poseedores de autos de lujo pagarían la tenencia.

ANÁLISIS

Leonardo Martínez Flores, especialista en economía urbana de la Universidad Iberoamericana

¿Es necesario que se cobre la tenencia vehicular?

Se debería de volver a cobrar la tenencia, pero es necesario que se trace un plan para implementar el cobro paulatinamente y bajo un calendario de manera que la gente sepa cuándo y de qué manera se va a empezar a cobrar la tenencia. Sin embargo, creo que en estos momentos la coyuntura no da para implementarlo, porque en estos momentos la población está molesta, se siente agraviada, atacada.

¿Qué problemas generó dejar de hacer este cobro?

Generó un subsidio al automóvil y esto conlleva muchas externalidades negativas. Es decir, contamina mucho, producen residuos peligrosos porque hay que estarles cambiando aceites. Entonces cuando no se cobra la tenencia es una manera de decirle a los usuarios del auto: “No importa el costo social que generes. Hasta te premio por hacerlo”. Lo cual es una política errónea.

¿Qué beneficio traería reactivar la tenencia?

Una manera de usar adecuadamente el recurso generado por el cobro de la tenencia es invertirlo en transporte público.

¿Por qué muchos políticos tienen como bandera de campaña el eliminar la tenencia?

Por politiquería y ese engaño nos termina afectando a todos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo