Renegociación del TLCAN tardaría el cuatrienio de Trump: republicano

Larry Rubin, representante del Partido Republicano y candidato a embajador de EU en México, advirtió que el cabildeo del TLCAN tomaría 18 meses y otros 30 más en el debate legislativo

Por Fabiola Ayala
Ariel Moutsatsos, ex vocero de la embajada de México en EU; Juan de Dios Vázquez, representante demócrata en México y Larry Rubin, representante del Partido Republicano y candidato a embajador de EU en México durante el foro “New challenges, new opportunities”, de la American Society of México. | Foto. Fabiola Ayala
Renegociación del TLCAN tardaría el cuatrienio de Trump: republicano

La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) tardaría el cuatrienio del presidente Donald Trump, advirtió, el representante del Partido Republicano el nuestro país y candidato a embajador de Estados Unidos en México, Larry Rubin.

La razón es que el cabildeo entre los tres países duraría alrededor de 18 meses, lo que coincidiría con la entrada del nuevo mandatario mexicano y la mitad de la administración de Trump, explicó Rubin durante el foro “New challenges, new opportunities”, de la American Society of México.

Y una vez que el poder Ejecutivo haga el pacto, seguiría el debate legislativo, el cual tomaría 30 meses más, es decir que se completarían los cuatro años de Trump.s

“El periodo que se da a cada uno desde el momento en que se sientan a negociar la partes involucradas hasta el ‘hand shake’, pasan 18 meses de diálogo, de discusión y apertura”

 

“Un tratado de esta magnitud y los cambios que se tengan qué hacer va a requerir de la intervención de los Congresos para aprobarlo y ese periodo generalmente se ha llevado más de 30 meses, después de que el Ejecutivo lo negocia”, expresó.

Recordó que de los 20 tratados de libre comercio que tiene Estados Unidos, ninguno se ha renegociado por eso México debe desarrollar una estrategia y no esperar a que Canadá se siente a la negociación porque dicha nación ya tiene otro tratado bilateral con EU desde 1988.

Por otra parte, respaldó la decisión del presidente Enrique Peña Nieto de nombrar canciller a Luis Videgaray y embajador a Gerónimo Gutiérrez porque serán interlocutores adecuado con el equipo de Donald Trump.

“A Gerónimo Gutiérrez lo conozco. He tenido el gusto de trabajar con él desde hace más de diez años y trabajando juntos, me consta que Gerónimo es la persona adecuada para trabajar en Estados Unidos y que trabajará muy bien con republicanos y demócratas”, señaló.

Sobre la visita que hizo a México el entonces candidato republicano, consideró que fue una buena decisión aunque haya sido muy criticada por diferentes sectores del país.

Abundó que ante la importancia en la relación de Estados Unidos con México, todos los candidatos a la Casa Blanca deben reunirse con el jefe del Ejecutivo mexicano.

Al cuestionarle si buscaría persuadir a Donald Trump de construir el muro fronterizo de ser elegido embajador de EU, Larry Rubin respondió que tiene la intención de servir en la construcción de un puente entre los dos países.

“Tengo intención no solamente de servir a esta construcción de puente entre México y Estados Unidos, si el Presidente Trump decide que quiere que yo sea embajador lo haré con toda la humildad y con todo el respeto ambas naciones lo merecen, buscando siempre que los dos países se vean fortalecidos”, dijo.

México no debe tener miedo a Trump

El ex vocero de la embajada de México en EU, Ariel Moutsatsos mencionó que nuestro Gobierno no debe tener miedo a Donald Trump para negociar, sino entenderlo emocionalmente.

En su exposición detalló que el nuevo presidente estadounidense ya marcó una política basada en el “sentimiento público” lo que ha provocado que la política racional quede sea nula, al menos por el momento.

De ahí que la aproximación que México tenga con Trump, a través de Videgaray yu otros interlocutores, deba ser firme y negociadora, pero “sin complejos ni inseguridades institucionales”.

Dijo que en la medida que se entienda que en los próximos cuatro años EU va a estar gobernado por una persona emocional, la forma de abordarlo será más sencilla, puesto que el respeta a quienes se defienden.

El también internacionalista mencionó que se han equivocado quienes se han dedicado a analizar la narrativa de Donald Trump desde una óptica racional, pues él ha reacciona sólo de una forma emocional. Una de ellas fue Hillary Clinton y por eso perdió la elección.

“Hay que entender que en esta como en otras épocas Donald Trump y Estados Unidos respetan a quien se defiende y nosotros no nos hemos defendido. Durante la campaña al menos públicamente no nos defendimos y la aproximación racional de decir no, es un problema de ignorancia. Cómo vamos a salir a contestarle al señor Trump, ese rol es el que perdió las elecciones en EU”, abundó.

A Donald Trump, añadió, “hay que tomarlo seriamente pero no literalmente, yo creo que señor va a hacer lo que dice que va a hacer, pero va a hacerlo como dice que va a hacerlo necesariamente”.

En el foro también estuvieron presentes Marco Antonio Ortiz Mena, negociador mexicano del TLCAN en 1994; Sergio Gómez Lara, consultor comercial y Juan de Dios Vázquez, representante demócrata en México.

IP estará en negociación del TLCAN

Ariel Moutsatsos comentó que los empresarios tendrán un papel muy importante en la renegociación del TLCAN porque habla el mismo idioma que Trump.

“Creo que nunca antes en nuestra historia reciente, la relación bilateral va a requerir del acompañamiento más allá del rol pro activo de los empresarios; primero porque Trump se entiende mejor con los empresarios. Ya se reunió con el ingeniero Carlos Slim”, manifestó.

En su oportunidad, Sergio Gómez Lara, asesor del Banco Interamericano de Desarrollo adelantó que se está armando un grupo de empresarios para colaboren de manera directa en la renegociación del TLCAN.

Coincidió con Marco Antonio Ortiz Mena que nuestro país debe iniciar una campaña para hacer comprender a Estados Unidos que México no es parte de su problema económico sino que forma parte de la solución, que no se llevó sus empleos.

Gómez Lara dijo que por cada dólar que México exporta a EU –proveniente del sector manufacturero y automotriz– el vecino país recibe 40 centavos de beneficio, puesto que las empresas que producen aquí les compran sus insumos.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo