Deportaciones de mexicanos se duplicarían ante políticas de Donald Trump, expertos

Las deportaciones de mexicanos ilegales pasarían de 350 mil al año a 700 mil, por las medidas antiinmigrantes del presidente de Estados Unidos

Por Fabiola Ayala
Aún existe la incertidumbre de que los "dreamers" vayan a ser deportados a México. | Foto: Getty Images
Deportaciones de mexicanos se duplicarían ante políticas de Donald Trump, expertos

En el primer año de gobierno de Donald Trump en Estados Unidos, las deportaciones de mexicanos ilegales se duplicarían, alertaron expertos internacionalistas.

El académico del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), Jorge Durand
advirtió que durante la administración de Barack Obama se deportó a un promedio de 350 mil mexicanos al año y la cifra alcanzaría 700 mil si Trump cumple con el amago de sacar a los connacionales.

Lo anterior, porque durante su campaña, el magnate manifestó que echaría abajo los programas Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés: Deferred Action for Childhood Arrivals) y Acción Diferida para Padres de Ciudadanos y Residentes Permanentes (DAPA por sus siglas en inglés: Deferred Action for Parents of Americans).

Además de que regresaría a todos los mexicanos que tuvieran pendientes con la justicia por delitos como robo, violación o agresiones, recordó durante el foro “El sistema migratorio regional de cara a la administración de Trump”, realizado en el Colegio de México (Comex).

Al plantear los escenarios posibles en materia migratoria entre Estados Unidos y México, abundó que hay cinco puntos conflictivos que nuestro gobierno debe poner atención.

Estimó que habría problemas logísticos y humanitarios para México con respecto a la migración en tránsito; la ampliación del muro, así como un futuro que “puede ser nefasto” en cuanto a nuevas leyes migratorias punitivas.

Otros dos aspectos serían; un ataque sistemático a las instituciones y organizaciones que apoyan a los migrantes, entre ellas las ciudades santuario o las universidades, al igual que redadas en empresas para detectar trabajadores migrantes irregulares.

Abundó que las medidas drásticas que ha referido Donald Trump no son nuevas, pero en la actualidad habría todo para que se cumplieran, pues hay mayoría republicana en la Cámara de Representantes y en el Senado.

Al respaldo legislativo se suman las organizaciones y asociaciones civiles antiinmigrantes que antes estaban sometidas, pero que ahora pueden desbocarse, por lo que si se espera un peor escenario.

Leyes antimingrinates listas

Jorge Durand citó algunas iniciativas antiinmigrantes radicales que se han dado a lo largo de la historia de Estados Unidos, pero se han desechado o dejado pendientes.

Por ejemplo, la proposición 187, aprobada en California en 1994, obligaba a funcionarios del  sistema educativo y de salud a denunciar a migrantes en situación irregular

Dijo que tal propuesta fue considerada inconstitucional, pero dos años después el entonces presidente Bill Clinton firmó una ley que facultó a los estados para legislar en materia de migración, en particular la 287 que preveía articular a policías y deportar a todo aquel que tuviera un pendiente con la autoridad.

Esta ley fue suspendida pero Trump ya dijo que va a ponerla en marcha. Mientras que en 2005 la ley 4437 fue aprobada por la Cámara de Representantes y buscaba cortar todos los apoyos que tuvieran los migrantes para sobrevivir, de manera que les fuera imposible quedarse a vivir o a trabajar en EU de manera irregular.

Incluso, apuntó, se llegó a decir que todo los niños nacidos de inmigrantes ilegales en EU pasarían a la custodia del estado.

Luego, la denominada “Ley Arizona SB1070” propuso abiertamente que los oficiales pudieran detener a personas o conductores de vehículos, en caso de sospecha razonable de ser indocumentados, “lo que pone de manera explícita la discriminación racial al servicio de la ley y la policía”, expresó.

Agregó que el principal responsable de que más de 10 millones de migrantes –cinco millones mexicanos– estén en situación irregular en Estados Unidis es culpa del gobierno.

El problema es que mientras las autoridades estadounidenses bloquean los cruces fronterizos, una vez que los migrantes pisan el territorio vecino, son empleados de forma tolerada y a la par amenaza con deportarlos.

“Por tanto, los elementos fascistas, racistas y discriminatorios ya han sido planteados antes en diferentes leyes migratorias. Lo nuevo y diferente es que ahora existe la voluntad política y presidencial para ponerlos en práctica”, manifestó

México y sus deportados

La experta del Colegio de la Frontera Norte (Colef), María Dolores París destacó que México también debe hacerse responsable de su papel ante los migrantes provenientes de centro y sudamérica.

Comentó que el comité de Ayuda Humanitaria en Tijuana para recibe a refugiados y solicitantes de asilo y de protección en Estados Unidos, están varados en la frontera mexicana.

Dijo que hasta hace 10 días, dicha organización contabilizó dos mil 500 migrantes –la mayoría haitianos– alojados en 41albergues, pero muchos de estos refugios no tienen nada que ver con un centro de ayuda como tal.

La especialista describió que en ocasiones el mismo personal del Instituto Nacional de Migración (INM) recurre a las iglesias para pedir que los indocumentados sepuedan dormir al interior para no pernoctar en la calle.

Refirió que el templo Jesús el Buen Pastor dio cuenta de la presencia de 400 personas que se quedaban a dormir hacinadas y en condiciones totalmente insalubres.

TAMBIÉN PUEDES LEER:

  • Vocero descarta que Trump busque deportar a Dreamers

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo