La nueva era automotriz…

La columna de Memo Lira de esta semana habla sobre la competencia, la exportación y lo que viene en la industria en este año en México. "La industria automotriz es una de las primeras en resentir cambios de precio, de tecnologías y de paridad, así le aseguro que con el nuevo dólar van a cambiar paulatinamente los precios".

Por Guillermo Lira
Foto: Getty Images
La nueva era automotriz…

Para los que nos gustan los autos, verlos, disfrutarlos, manejarlos, para quienes tienen que elegir uno, invertir, cuidarlo, pagar impuestos por ellos, para aquellos afortunados que pueden comprarse su primer coche, el de sus sueños, o la camioneta que siempre han querido, o aquel deportivo que nos ha cerrado el ojo, desde que lo conocimos… qué significa esta nueva era. 

En México

Primero que nada le diría que su decisión de compra en enero, sí será efectiva, sus precios aún son congruentes con la realidad y los inventarios en la mayoría de los modelos, existen, pero en realidad que podría pasar si se pone un impuesto de exportación a Estados Unidos, nuestra producción de más de 2.5 millones de unidades podría verse o reducida en volumen o redirigida a otros países.

Pero a usted que le gusta cambiar auto o necesita hacerlo, lo que puede impactar es que tengamos menos modelos, recuerde que algún día fuimos un mercado 100% cerrado, cinco marcas, todas produciendo en México lo que podían vender aquí, poco a poco abrimos y ahora somos uno de los mercados más diversos.

Así que lo peor para el consumidor es poca competencia y cara, ojalá nuestras importaciones no se vean afectadas.

La industria automotriz es una de las primeras en resentir cambios de precio, de tecnologías y de paridad, así le aseguro que con el nuevo dólar van a cambiar paulatinamente los precios, los financiamientos pueden modificar sus condiciones —las actuales son magníficas— y a nivel industrial si el mercado es chico, la planta industrial puede que no ponga atención en México. 

Adaptación será la palabra, pero ojalá no estemos ante una época de menos oferta, menos servicio y menos financiamiento, la industria no sólo produce, financia, vende, asegura, importa, se generan muchos impuestos. Vamos viendo la realidad hacia los próximos 12 meses, el año pasado queda como récord en ventas… ¿el 2017? Veremos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo