CDMX imita a medias mapeo de árboles de NY

Además la capital mexicana tiene dos inventarios de áreas verdes, con cifras desiguales y que no han sido actualizados

Por Israel Zamarrón
Los árboles ayudan a combatir el cambio climático al absorber el exceso perjudicial de dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera. | Foto: Cuartoscuro.
CDMX imita a medias mapeo de árboles de NY

Con frecuencia la Ciudad de México es comparada con Nueva York, ya sea en infraestructura, seguridad o lucha contra el cambio climático.

El jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, ha dicho, por ejemplo, que las nuevas estaciones de policía en bajopuentes están basadas en el modelo neoyorquino.

También destacó que, con el programa Ecobici, la Ciudad de México tiene más infraestructura ciclista que Nueva York. Se dijo también que el fallido proyecto del Corredor Cultural Chapultepec estaba inspirado en el High Line neoyorquino.

Sin embargo, algo distancia a Nueva York de la Ciudad de México: la primera mapea cada uno de sus árboles, mientras que la segunda tiene un inventario de áreas verdes de 2003, otro de 2010 con cifras diferentes y el mapeo se queda corto.

Mapeo de árboles

Desde 2015, Nueva York, la urbe con la que la Ciudad de México se compara, tiene una especie de catastro de los árboles en suelo urbano.

El esfuerzo se hizo con miles de voluntarios que salieron a las calles para contabilizar los individuos arbóreos; el resultado está en New York City Street Tree Map.

En ese mapa interactivo cualquier personas puede revisar las estadísticas sobre los 683 mil 993 árboles contabilizados; saber su especie, tamaño, ubicación exacta e incluso reportar problemas.

Además se sabe la cantidad de agua de lluvia que retiene cada año, la reducción de gases contaminantes y estimar el valor en dólares de los beneficios que aportan.
CDMX imita a medias

Desde el año pasado la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México empezó a georreferenciar los árboles que planta en un esfuerzo similar al de Nueva York.

No obstante, el proyecto se queda lejos de lo hecho por los estadounidenses, ya que el mapa no está vinculado con Google Street View. Se da la ubicación del árbol, la especie y se añade una fotografía del mismo, pero no se dan especificaciones como tamaño o beneficios ambientales que aporta.

Dos inventarios, datos desiguales

Otra falla es que la Ciudad de México tiene cifras imprecisas sobre el número de metros cuadrados de área verde por habitante y elaboradas con criterios desiguales.

Existen dos inventarios de áreas verdes en la capital: el primero es de 2003 y no tomó en cuenta el suelo de conservación y el segundo de 2010 y sí tomó en cuenta el suelo de conservación.

Esto implicó que mientras el inventario de 2010 marca 5.3 metros cuadrados de áreas verde por habitante, el de 2010 la eleva a 14.4 metros cuadrados.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que para tener una mayor calidad de vida en las urbes, deben existir entre nueve y 15 metros cuadrados de área verde por habitante.

Aumento engañoso

Para la directora de la organización ambientalista Ecos, Voces y Acciones, Edith González, el inventario de 2010 es tramposo porque incluye el suelo de conservación y no sólo el urbano.

“No hay cifras actualizadas. Los datos de la Secretaría del Medio Ambiente y de la PAOT difieren mucho en el número de superficie de área verde”.

“Cuando se hizo ese primer inventario en 2003 se contabilizaron solamente áreas verdes públicas y el otro ya incluye áreas privadas y suelo de conservación”, dijo la activista.

¿Qué aporta un árbol?

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) los árboles ayudan a combatir el cambio climático al absorber el exceso perjudicial de dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera. “De hecho, en un solo año, media hectárea de árboles maduros absorbe la misma cantidad de CO2 producido por la conducción promedio de un automóvil, que es de unos 42 mil kilómetros”.

Además, los árboles absorben los olores y los gases contaminantes como óxidos de nitrógeno, amoníaco, dióxido de azufre y ozono, además de las partículas, atrapando todo en sus hojas y corteza.

Los árboles también ayudan a las comunidades a lograr la sostenibilidad económica y ambiental a largo plazo y proporcionar los alimentos, la energía y los ingresos.

Dato

683 mil 993 árboles se contabilizan en el mapeo realizado
en la ciudad de Nueva York

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo