Militares seguirán en las calles con la Ley de Seguridad Interior

Desde 2006 el Gobierno Federal utilizó a las fuerzas armadas para combatir al crimen organizado; sin embargo, recientemente, el secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, declaró que los militares no pidieron salir a las calles a cumplir tareas de seguridad pública

Por Oscar Santillán
El pasado 24 de enero el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong solicitó a legisladores del PVEM aprobar la Ley de Seguridad Interior para las fuerzas armadas. | Foto: Cuartoscuro.
Militares seguirán en las calles con la Ley de Seguridad Interior

Las iniciativas de la Ley de Seguridad Interior que han propuesto el PRI y el PAN ponen de relieve dos problemáticas: las policías del país no han sido instruidas debidamente para cumplir su labor y el regreso de los militares a los cuarteles está lejos de cumplirse.

Lo cual demuestra que las autoridades civiles han renunciado a su función de proveer seguridad pública a los ciudadanos, refirieron especialistas consultados por Publimetro.

Catalina Pérez Correa, profesora e investigadora del CIDE, refirió que hace 10 años –cuando el gobierno de Felipe Calderón inició la guerra contra las drogas– se sacó al Ejército a la calle con la promesa de que las policías se prepararían; lo cual, dijo, no ha sucedido y además ha derivado en una dependencia en las fuerzas armadas.

“Ninguna de las iniciativas, (la del senador Gil Zuarth, del PAN, como la del diputado César Camacho, del PRI) incluyen un plan de salida del Ejército. Más bien pareciera que lo que van a hacer es declarar afectaciones a la seguridad en todos los lugares en los que esté el Ejército y se legaliza lo que está pasando”, agregó.

A decir de Pérez Correa cualquier ley debería contar con un plan para regresar a los elementos castrenses a sus cuarteles, especificando tiempos y número de elementos que se retirarán de las calles.

“Tendría que haber un artículo, un transitorio específico (en las iniciativas) que diga cómo se va a salir el Ejército de los lugares en los que está. No son leyes de salida, se tratan de iniciativas que simplemente buscan quitarse el problema de encima: el cual es que el Ejército quiere un marco jurídico que les de seguridad en lo que están haciendo de forma ilegal y en eso tienen razón”.

De aprobarse alguna de las iniciativas se perjudicaría la capacitación de las policías del país, argumentó la investigadora, debido a que los gobernadores podrían optar por el apoyo federal y dejar a un lado a los cuerpos policiales municipales y estatales.

“Llevamos 10 años con este esquema y no ha mejorado la seguridad, en todo caso ha empeorado y hay razones por las cuales se puede pensar que va a seguir empeorando”, advirtió.

Sin resultados en seguridad

Erubiel Tirado, coordinador del Programa de Seguridad Nacional y Democracia en México de la Universidad Iberoamericana recordó que durante los últimos 20 años se ha cambiado por lo menos tres veces el modelo policial en México, lo cual generó que no se logren resultados en materia de seguridad pública.

“Ante el fracaso de la eficiencia policial se están sobrecargando a las fuerzas armadas, entonces es un círculo vicioso. Además hay que recordar que las fuerzas armadas están operando en las estructuras intermedias de la policía a nivel estatal y municipal. Entonces cuando se habla del fracaso de las policías estamos hablando también del fracaso del Ejército y de la Marina, porque han operado como funcionarios policiales y eso no se ha discutido”, puntualizó.

Tirado expuso que las iniciativas de la Ley de Seguridad Interior más allá de dotar de un marco legal a las fuerzas armadas buscan darle mayores esquemas de intervención y en su caso de impunidad a las instituciones armadas. Por ello sugirió que debe crearse un modelo que busque eficiencia y profesionalización de los cuerpos policiales a nivel estatal y municipal.

En tanto, César Gutiérrez Priego, abogado y representante de la Fundación General Jesús Gutiérrez Rebollo expuso en entrevista que las iniciativas de Ley de Seguridad Interior van más allá de la intención primordial de regresar a los militares a los cuarteles.

“Están confundiendo el darles un marco jurídico para que puedan realmente trabajar en coadyuvancia con las autoridades civiles a darles un marco omnipotente que les da la facultad de investigar delitos”.

Otorgarles esos poderes, derivaría en violaciones procesales y a los derechos humanos, debido a que los militares desconocen el procedimiento de hacerlo, apuntó el abogado.

“Se suplirá a los policías por los militares, pero cuándo vamos a preparar a los policías. Si lo importante es que éstos entren a cumplir las funciones que les corresponden y los militares regresen a los cuarteles. Dándoles esas facultades nunca regresarán y estarán permanentemente en la calle”, apuntó.

Militares con traumas

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) ordenó a la Sedena modificar una respuesta otorgada a Publimetro en una solicitud de información.

Y es que esta casa editorial requirió el número de militares diagnosticados con Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT) de diciembre de 2006 a septiembre de 2016 a lo que la Sedena respondió la inexistencia de la información.

No obstante, el INAI resolvió, luego de un recurso de revisión interpuesto por este diario, que la Secretaría de la Defensa Nacional debe modificar su respuesta y que su Comité de Transparencia avale la inexistencia de elementos con TEPT.

Dato

3 iniciativas de Ley de Seguridad Interior se han presentado por parte del PAN, PRI y PRD.

TE RECOMENDAMOS:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo