¿Planeas boicotear productos estadounidenses? Entonces lee esto

México ha invitado al boicot de algunos productos de consumo interno con sello estadounidense, entre ellos, Starbucks, McDonalds, Walmart y Coca Cola. ¿Por qué no es la mejor idea?

Por Sandra Angarita

Desde que Donald Trump asumió la presidencia de los Estados Unidos, la integración nacional mexicana se ha hecho notar.

Los mensajes de apoyo al gobierno de Enrique Peña Nieto y las campañas de identidad en redes sociales han sido una constante.

Entre estas últimas, decenas de mexicanos ha invitado a través de redes sociales al boicot de algunos productos de consumo interno con sello estadounidense, entre ellos, Starbucks, McDonalds, Walmart y Coca Cola.

Asimismo, Corona hace unos días publicó un spot que se ha hecho viral al cuestionar el lema de Trump "Make America great again”, al cual la cervecera agrega que, América siempre ha sido grande, justo porque no se agota en Estados Unidos.

Las ganancias en el país

El asunto es que, a pesar de ser marcas estadounidenses, los beneficios que ofrecen estas empresas en México son directos. Por ello no es el boicot la vía.

Esto es, generan miles de empleos una vez instaladas en las grandes urbes mexicanas. Principalmente porque en todas estas marcas confluye la característica del mercado transnacional.

El caso Coca Cola

Un caso de éxito en la producción nacional es Coca Cola. Su industria en México está compuestas por diez empresas nacionales, especialmente embotelladoras.

Esta multinacional es uno de los mayores empleadores en México. Así las cifras.

  • Más de 95 mil empleos formales directos
  • Más de un millón de empleos indirectos
  • 257 millones de pesos en derrama económica

Además, Cocal Cola tiene amplios planes de Responsabilidad Social Empresarial

  • 87 albergues escolares
  • 45 escuelas
  • Programas de restauración ecológica
  • Programas de nutrición

De igual forma, Starbucks, hace unos días anunció que invertirá millones de dólares en México y la cadena de hamburguesas "Burger King” ya lo llevó a cabo y varias empresas ven en México una plaza comercial densa.

No al autoboicot

En este sentido, emprender un boicot a los productos y empresas estadounidenses en respuesta a las acciones de gobierno de Donald Trump sería un castigo y un autoboicot contra la economía y el bienestar de nuestro país.

Los más afectados serían los propios mexicanos, porque una medida así, es un ataque a la estabilidad laboral e ingresos de los empleados vinculados a las marcas u organizaciones estadounidenses.

“Además de ello restaría competitividad, crecimiento, estabilidad y fuentes de ingresos para la economía nacional”

Señaló para Publimetro, Javier Cervantes González, director del Departamento de Estudios Empresariales de la Universidad Iberoamericana (UIA).

LO MÁS VISTO EN PUBLIMETRO TV:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo