Piden aumento de tres pesos a microbuses

Transportistas afirman que tras el incremento a los combustibles, sus costos de operación y mantenimiento se elevaron

Por Israel Zamarrón

Representantes de rutas de microbuses, corredores de transporte y líneas de Metrobús reiteraron su demanda de aumentar la tarifa de servicio para encarar los costos de operación tras el aumento a los precios de los combustibles.

En conferencia de prensa, un bloque de 52 concesionarios de transporte público detalló que piden un aumento de tarifa para rutas de microbuses de tres pesos y para autobuses de corredores viales de cuatro pesos.

Enrique Hernández, de la Ruta 42, criticó que mientras Uber ya anunció el aumento de 15% en sus tarifas, la Secretaría de Movilidad no actualiza las tarifas de transporte público de acuerdo al entorno económico actual.

La última actualización de tarifas -que son las que están actualmente en vigor- se dio en febrero de 2013; en los últimos 20 años, dijeron, el cobro a los usuarios se ha ajustado sólo cinco veces, es decir, cada cuatro años.

Modernización en riesgo

Los transportistas afirmaron que tras el aumento a los combustibles sus costos de operación y mantenimiento se incrementaron, y la tarifa actual no les permite la renovación de las unidades, como lo plantea el Gobierno de la Ciudad de México.

Criticaron que mantener la tarifa actual es una decisión política del Gobierno capitalino; la semana pasada el secretario de Movilidad, Héctor Serrano, informó que para evitar aumentar el costo del transporte, se busca otorgar beneficios fiscales a los operadores.

Al respecto lamentaron: “no sabemos hasta qué momento piensan estirar la liga con el riesgo grave de que se dé una ruptura”.

“El concesionario que compra un autobús gasta hasta millón y medio de pesos en el precio de lista; implica una mensualidad de arriba de siete mil pesos. Esto nos pone en una situación muy complicada para llevar a cabo esa adquisición de unidad (nueva)”, dijo Nicolás Vázquez, de la Unión de Transportistas Nuevo Milenio.

EN CONTEXTO

La semana pasada el empresario transportistas del Corredor Insurgentes de Metrobús, Jesús Padilla, justificó el aumento tarifario diciendo que “la tecnología orientada a la calidad del transporte cuesta”.

En ese sentido detalló que en 2013 una unidad nueva costaba un millón 700 mil pesos, y actualmente cuestan dos millones 700 mil pesos.

Padilla Zenteno refrendó su compromiso de modernizar el servicio de transporte en la Ciudad de México, pero aclaró que “no hay forma de continuar con el proceso de cambio ante esta amenaza del aumento en los costos de los combustibles”.

El Gobierno de Miguel Ángel Mancera prevé sacar de circulación a más de 14 mil microbuses al final de su sexenio, el próximo año, lo cual podría estar en duda por la situación actual en el sector transporte.

Dólar también pega

Publimetro publicó el 29 de enero pasado que la modernización del transporte público puede verse trabada no sólo por el aumento del precio del combustible, sino también por la volatilidad del peso frente al dólar.

El presidente de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses Camiones y Tractocamiones (ANPACT), Miguel Elizalde, explicó que “la cotización de los vehículos pesados es en dólares”.

Desde hace dos años pasamos de 13 a 22 (pesos por dólar), entonces imagínense el impacto que eso tiene en la renovación de la flota”, dijo.

Y agregó que “si a esto le aúnas el tema de los precios de la gasolina y el diésel, todavía lo aprieta mucho más”.

Esta situación, explicó, va a pegar más al “transportista con la flota más antigua y que consume más combustible, e incluso pudiera generar algunos cierres de empresas”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo