Kerry Kennedy: “Con el dolor podemos transformarnos y contar una historia distinta”

La presidenta de la fundación Robert F. Kennedy habla sobre la labor que han hecho por más de cuatro décadas y también sobre cómo generar cambio a partir del legado de su padre.

Por Luz Lancheros

Robert F. Kennedy, más allá de ser una figura histórica, ha dejado un importante legado de justicia social en cuatro continentes gracias a 49 años de trabajo de la fundación que lleva su nombre. El organismo, que preside su hija, la abogada y activista por los derechos humanos, Kerry Kennedy, se enfoca en la lucha por los derechos civiles, en la defensa de colectivos como el LGBT, en los problemas que afrontan las mujeres en la actualidad, así como en el desarrollo sostenible y el medio ambiente, entre otras causas.

Del mismo modo, el programa educacional de la Fundación Robert F. Kennedy entrena a jóvenes que quieran construir historias de cambio en sus comunidades. Y ahora, más que nunca, en estos tiempos de tensiones sociales a nivel mundial, la fundación dijo presente a través de Kennedy en la XVI Cumbre de Nobel de Paz, realizada en Bogotá a principios del mes. La activista habló con Metro sobre su labor.

¿Cómo cree que la fundación ha cambiado la vida de las personas durante estos años y cuáles son los desafíos que esta tiene ante el ascenso de Trump?

La Fundación Robert F. Kennedy existe desde 1968. Buscamos justicia social y luchamos por ella en el nombre de Robert F. Kennedy. También estamos pendientes de las violaciones de derechos humanos y a su vez, trabajamos con inversionistas y corporaciones sostenibles sobre temas sociales. Ahora bien, entrenamos a la próxima generación de defensores de los derechos humanos con nuestro programa educacional que tiene un millón de estudiantes a nivel mundial. En Colombia lo empezamos en 2010, con un programa educacional de desarrollo sostenible y que ayuda también a mujeres en situaciones de conflicto.

En cuanto al ascenso de Trump, en Estados Unidos estamos preocupados por todos los fenómenos que esto ha traído, pero estaremos en resistencia los próximos cuatro años y haremos eso a través de la educación por todo el país. Estamos enfocados en educar a la gente en toda nuestra nación.

¿Por qué a pesar de que ahora hay más conciencia sobre los derechos humanos, vemos un incremento en la violencia contra colectivos como las mujeres, los LGBT, los niños, etc.?

No creo que exista un “incremento”, pero sí que hay contrastes. Sí hay homofobia, islamofobia en Europa, el ascenso de ISIS, lo de Trump. Pero por ejemplo, en Colombia y Latinoamérica, a pesar de todo, hay cambios. En Colombia se ve potencial de cambio y compromiso sobre cómo puedes hacerlo y cómo puedes dar a los demás algo. A finales de los años 90, cuando vi la situación de Latinoamérica, muchos países tenían dictaduras y hoy no tienen eso. Ahora la gente les exige más y genera cambios, porque hubo un grupo de personas determinadas a que otras cosas sucediesen.

¿Cómo cree que nuestra generación esté cambiando al mundo?

Ahora hay más gente joven con la capacidad y el entendimiento suficiente para generar un cambio. Están conectados en redes sociales y tienen más herramientas para hacer las cosas. Era algo más difícil hace 30 años.

¿Cómo se ha transformado el legado de Robert F. Kennedy en los tiempos actuales?

Lo que tratamos de hacer es no mirar hacia el pasado. Pero sí tomamos los valores de Robert F. Kennedy y su visión. No es, entonces, solo mirar lo que hizo “Bobby” Kennedy, sino ver a los héroes actuales que pueden crear cambios basados en sus premisas. Aquellos que pueden luchar por los derechos humanos, los de las mujeres, que crean ambientes de trabajo sostenibles, oportunidades de paz y educación.

Si alguien joven quiere colaborar con ustedes, ¿qué tiene que hacer?

En nuestro programa educacional tenemos jóvenes desde los cinco hasta los 20 años. Les damos herramientas y entrenamiento y les mostramos cómo hacer una diferencia en su salón de clases, en su comunidad, en su país, etc. Les enseñamos cuáles son los derechos humanos, pero sobre todo, en lo que tú crees como tu derecho y lo que tú deseas como individuo. Les ayudamos a entender qué es lo que somos como seres humanos y lo que hacen nuestros gobiernos. Y qué puedes hacer y cómo puedes ayudar. Les enseñamos sobre responsabilidades, trabajo en equipo, sobre reconciliación, amor y compasión.

¿Cómo crear conciencia ante tanto individualismo?

Lo que necesitamos hacer es no quedarnos en el pasado. Las dos cosas que comparten todos los seres humanos son el sufrimiento y el amor. ¿Cómo puedes transformar ese sufrimiento para que no se apodere de ti? En mi caso no solamente fue quedarme en cómo mi padre y mi tío fueron asesinados, sino cómo evitar que esto pase de nuevo. Ahora lo veo como una violación de los derechos humanos, y con el tiempo supe que puedo usar la ley y que tengo recursos para que casos como ese no se dejen en la impunidad. Y, asimismo, cómo construir desde ahí una historia diferente.

MWN

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo